Tierra sin mal – Silvia Iriondo

15/08/2018 - Diariofolk
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
PortadaIriondo
Silvia Iriondo
Tierra sin mal
Spiral Records Japón 2018

Este nuevo trabajo discográfico de la argentina Silvia Iriondo surgió de una iniciativa del productor japonés Shuhei Yamagami para el sello Spiral Records, que la cantante decidió encarar con la intención de ofrecer canciones inéditas, tanto del repertorio anónimo argentino como de sus autores más notables. La búsqueda llevó su tiempo, y en ese lapso el objetivo original se fue modificando hasta incluir finalmente también versiones de canciones ya conocidas, hasta conformar una track list de doce temas donde conviven algunas recopilaciones de Leda Valladares– a quien Iriondo ya había dedicado su álbum Anónima, comentado en Diariofolk– como Clavel doradito y Mi jujeñita, junto a obras de compositores contemporáneos como Carlos Aguirre, Jorge Fandermole o Juan Falú.

El título Tierra sin mal proviene de una antigua creencia guaraní que sostiene la existencia de un paraíso terrenal donde no hay hambre ni pobreza, donde la naturaleza provee al ser humano de todos sus frutos y el hombre es inmortal y parte esencial de la comunidad que lo contiene. Tal vez la construcción de esta tierra sin mal –como señala la cantante en el prólogo de la placa– “sea el deseo de este disco, tal vez sean la música y la canción ese paraíso donde sea posible creer y crear”.

En esta nueva entrega, Silvia Iriondo da un paso más en esa búsqueda estilística que rescata el canto indígena, la canción anónima y la voz del paisaje que define el pensamiento y el ser argentino, que hurga en lo ancestral la vigencia de una obra que da sentido a una cultura, pero que promueve al mismo tiempo otra posibilidad, otra mirada. Y lo hace con su voz etérea, amable, tan llena de sutilezas como carente de estridencias. A veces con el único acompañamiento del bandoneón de Martín Sued (Mi jujeñita), o de la exquisita pianista Lilián Saba; otras acompañada por un quinteto de guitarras (como en Vicenta); otras secundada por la guitarra de Falú y un cuarteto de cuerdas (El cauce y el agua) y en otros casos con el apoyo de su grupo conformado por Cato Fandrich al piano, Fernando Bruno a la percusión y el siempre inspirado Horacio “Mono” Hurtado al contrabajo.

Además de ellos, participaron en la grabación otros invitados como Carlos Aguirre, Mauro Turone, Manu Sija y el compositor brasileño Rafael Martini, quien tuvo a su cargo la dirección del ensamble de cuerdas de la Orquesta de Pernanbuco.

El brasileño Egbert Gismonti se confiesa “fan” de Silvia Iriondo. Como referencia, es más que válida.

https://youtu.be/XlP7wUnC8f8

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.