Omar Mollo: nueva vida para tangos clásicos

27/09/2017 - Fernando Marinelli
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Omar Mollo - 16-09-2017
Tango Porteño, Buenos Aires
En su único concierto del año en Buenos Aires, el cantante porteño desplegó su capacidad interpretativa y confirmó su lugar destacado en la escena tanguera.
Omar Mollo por Ricky Cieri

Foto: Ricky Cieri.

Curiosa paradoja la de Omar Mollo: consagrado por crítica y público de su país como un icono del tango después de girar intensamente por Europa.

Hace años que Mollo decidió establecer su “cuartel general” en Amsterdam y adoptar a la capital holandesa como su segundo barrio, pero tal vez por esa consuetudinaria nostalgia que anida en todo tanguero, nunca deja de volver.

En su única visita de este año a la Argentina –y en una nueva paradoja– eligió presentarse en un sitio algo atípico: el local del majestuoso cine Metro, con su estética art decó que remite a los años dorados de Hollywood, pero devenido ahora en elegante restaurante-concert. Un espacio al que algunos porteños, un poco desdeñosamente, definen como un local de tango “for export”. Pero el artista no se dejó condicionar por el contexto. En el imponente escenario de Tango Porteño, Omar Mollo se mostró igual que cuando canta en el antro más cutre, fiel a sí mismo. Con esa energía arrolladora, con ese pelo largo casi hasta la cintura y ese aspecto algo desaliñado que conserva de sus inicios con el grupo de hard rock MAM (que compartía con su hermano Ricardo, actual vocalista del trío Divididos); con esa autenticidad que es su marca de fábrica. Consciente de que “la fama es puro cuento”, como dice el tango, Omar Mollo no se la cree. Si hizo alguna concesión, tal vez haya sido en la elección del repertorio para esa noche: si bien interpretó algunas composiciones propias y otras del folclore que lleva en su raíz, se decantó mayormente por tangos clásicos, de eficacia comprobada, a los que no obstante supo imprimir su sello personal.

Acompañado por el trío que lo secunda habitualmente y con el que grabó su último álbum, TangamenteDiego Ramos (piano, arreglos y dirección musical), Ernesto “Chino” Molina (bandoneón) y Federico Maiocchi (contrabajo)– abrió el concierto con Qué tango hay que cantar, y continuó luego con Afiches, la milonga Bailarín y los inoxidables Sur y Malena, a los que se fueron uniendo más tarde otros ineludibles como Chiquilín de Bachín, Cafetín de Buenos Aires, Pasional o Naranjo en flor, entre otros. Páginas sumamente transitadas, se sabe, pero a las que el artista revitalizó con su reconocida impronta. Esa que conjuga una voz potente, un gran manejo del escenario y una enorme expresividad que, gracias a su natural simpatía, sabe sortear los desbordes.

No faltaron tampoco esos “tangos reos” sobre historias y personajes que tan bien le calzan a su estilo interpretativo, y hasta hubo un bolero: Venganza, de la puertorriqueña Carmen Delia Dipini. Muy destacables las despojadas versiones de Jacinto Chiclana (la milonga de Borges con música de Piazzolla), con el único acompañamiento del contrabajo de Federico Maiocchi (de la orquesta Astillero); y de Uno, dialogando con el bandoneón. También el impecable empalme de Después (de Gutiérrez y Manzi) con Como dos extraños (de Láurenz y Contursi) y una emotiva versión de la hermosa Gricel, que Mollo decidió cantar bajando del escenario y desplazándose entre la concurrencia mientras saludaba a amigos y familiares.

Menos felices resultaron las versiones de Alma mía (tal vez el tema que menos se ajusta a su estilo) y su abordaje de Muchacha, de Luis Alberto Spinetta, con un exceso de arabescos en el bandoneón y un acompañamiento de palmas ajeno al espíritu de la canción que el cantor podría haber evitado solicitar al público.

Después de tres bises, cuando Omar Mollo ya parecía haberlo dejado todo sobre el escenario y el concierto había formalmente concluido, aún le quedaron energías como para salir al vestíbulo para saludar a sus seguidores. Lo que se dice una entrega total.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>