Diálogos célticos con Jordi Savall y Carlos Núñez

14/09/2018 - David Álvarez Quiroga
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Jordi Savall y Carlos Núñez - 20/08/2018
Teatro Victoria Eugenia, San Sebastián
El teatro Victoria Eugenia registró un lleno absoluto para recibir a Jordi Savall y Carlos Núñez, dos grandes artistas que unían fuerzas para este concierto en San Sebastián.
carlos nuñez (Copiar)

Se acompañaron de dos músicos irlandeses, Andrew Lawrence King, al arpa y el salterio, y Frank McGuire al bodhran. El primero ya había colaborado con Savall en sus dos publicaciones de la Viola Celta, mientras que Frank McGuire participó en el segundo de esos volúmenes. Por su parte, Carlos Núñez llevó a dos de los músicos que lo acompañan desde hace más de veinte años, Pancho Álvarez, a la viola caipira, guitarra de cinco cuerdas dobles, y su hermano Xurxo Núñez a las percusiones.

El concierto comenzó de forma espectacular con una Aria para Cornamusa que mostraba claramente la personalidad de las dos principales figuras de esta formación. Jordi Savall vestido de riguroso negro y con su habitual fular colgando a ambos lados del cuello se situaba el primero por la izquierda junto a sus dos músicos irlandeses, y los dos de Carlos al otro lado, todos tocando, mientras que el gaitero gallego entraba unos minutos más tarde con su potente gaita paseándose por todo el escenario antes de sentarse a la derecha al finalizar la introducción, tras los largos y sonoros aplausos del público donostiarra.

No iba ésta, sin embargo, a ser la tónica dominante del concierto. Al tocar sin ningún tipo de amplificación, Carlos Núñez sólo utilizó la gaita en este primer tema y al finalizar el concierto, y fueron las flautas y el tin whistle los instrumentos de los que se valió durante el resto de la actuación. Importante detalle, muy de agradecer, para no tapar al resto de músicos. Aun así, era destacable en la forma de interpretar, el sentido del espectáculo que posee Carlos, frente a la total sobriedad de Jordi Savall.

El concierto prosiguió con un conjunto de cuatro temas, tres irlandeses y uno escocés, que venían a demostrar el constante intercambio musical que ha tenido lugar a lo largo de los siglos entre las islas británicas, y como muchas de estas melodías viajaron a Norteamérica.

No podían faltar las referencias a Galicia. En este caso con un conjunto de cantigas recogidas por Alfonso X el sabio, que pasó en Orense parte de su infancia. Esta fue la parte más medieval de toda la velada, donde Jordi Savall tocó su Viola de gamba, mientras que en la mayor parte del concierto utilizó una lira viola.

Terminaría la primera parte con varios temas escoceses, la Suite de Lord Moira y Flores de Edimburgo.

El público salió al descanso entusiasmado y con ganas de más. Está claro que en esta formación se establecen unos vínculos interesantísimos entre las músicas tradicionales y el repertorio medieval y clásico, con un enorme potencial. Imagino que muchos de los asistentes nos preguntábamos cómo debió de ser La primera colaboración de Carlos Núñez y Jordi Savall. Tuvo lugar en el programa conmemorativo de la declaración del Camino De Santiago como Itinerario cultural por la UNESCO. Se celebró un concierto el pasado mes de noviembre en la catedral De Santiago de Compostela con la Orquesta del Pórtico de la Gloria, el coro Capella de música da Catedral y el grupo Hesperión XXI, utilizando réplicas de los instrumentos esculpidos por el maestro Mateo. Aquel concierto se grabó para su posterior difusión.

Jordi_savall [500]

Tras el intermedio el grupo se lanzó a la segunda parte del recital, mucho más irlandesa. Primero, cinco temas agrupados bajo el título de Conjunto de Donegal, aunque contenía una melodía tradicional escocesa. A continuación, Andrew Lawrence King hizo las delicias del público con tres composiciones bajo el título del arpa de O’Carolan, aunque en realidad ninguna de las piezas era propia del famoso músico irlandés.

De igual forma que con Galicia en la primera parte del concierto, hubo un apartado dedicado a Euskadi, una nana y una danza vasca combinadas con una balada y un baile circular bretón. Sería este uno de los puntos álgidos del recital, que proseguiría con Paisajes irlandeses compuesto por seis temas tradicionales y El lamento de Owen Roe O’Neil, de O´Carolan, que, a fuerza de ser interpretado, ha pasado a convertirse en patrimonio de Irlanda, conociendo múltiples versiones. Aquí además de las flautas utilizó Carlos Núñez la gaita irlandesa, que se infla con un fuelle, y por no tener un sonido tan potente como la gaita gallega combinaba perfectamente con los otros instrumentos.

El público rompió a aplaudir tras esta segunda parte tan dinámica y los músicos salieron agradecidos un par de veces al escenario antes de sentarse para interpretar dos bises, Planxty Irwin y Carolan’s concerto, ambas composiciones del ya mencionado arpista irlandés Turlogh O’Carolan.

Desde su estreno en la catedral de Santiago el programa ha sido llevado por Estados Unidos, Cánada, Francia, Suiza y España. Siempre con los mismos músicos, aunque en ocasiones los ha acompañado también el grupo Hesperión XXI que dirige Jordi Savall.

Habrá una nueva oportunidad de verlos el 1 de octubre en el teatro barcelonés Kursaal como preludio de la vigésimo primera Fira Mediterrània de Manresa.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.