Exposición Músicas en la Antigüedad en CaixaFórum de Madrid

06/06/2018 - Diariofolk
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Entre los próximos días 9 de junio y 16 de septiembre, el centro CaixaFórum de Madrid presenta la exposición “Músicas en la Antigüedad”, dedicada a las artes musicales desarrolladas entre el tercer milenio a.C. y el siglo V d.C.
Musicas_cartell_desktop_v4_es [250]

La muestra, que ya se pudo contemplar en Barcelona entre el 9 de febrero y 6 de mayo, ofrece unas 400 piezas procedentes mayoritariamente de los fondos del Museo del Louvre de París y de una veintena más de centros museísticos de todo el mundo que en conjunto presentan una amplia panorámica del universo musical de las civilizaciones egipcia, mesopotámica, griega y romana a lo largo de un período de 35 siglos, aproximadamente.

Como se puede comprender, la exhibición no cuenta con un apartado sonoro que ilustre de forma fidedigna sobre cómo eran aquellas músicas, ya que, al margen de poquísimas excepciones que se hace difícil tener en cuenta, la arqueología no ha permitido hasta ahora descubrir cómo sonaban y qué interpretaban aquellos instrumentos. Pero a pesar de este defecto, la muestra es completísima y permite hacerse una idea bastante detallada de cómo eran percibidos los músicos en aquellos tiempos tan lejanos, e incluso como evolucionaron y viajaron en el tiempo y en el espacio algunos instrumentos, haciendo un recorrido que habitualmente iba de oriente a occidente.

Las percusiones como los címbalos, los crótalos, los cascabeles, las panderetas o los sonajeros; los vientos como las flautas y los clarinetes, las familias de los primeros oboes (auols, tíbia) y de las trompetas (salpinx, tuba), o el sorprendente órgano de agua -curiosamente no aparecen las cornamusas-, y las cuerdas como la cítara, el arpa, la lira o el laúd protagonizan buena parte de la exposición mediante esculturas, estelas, tumbas, cerámicas e incluso algunas piezas originales descubiertas en excavaciones o reconstruidas a partir de algunos fragmentos encontrados. Asimismo, también se pueden contemplar unos cuantos cuadros con imágenes alegóricas, pertenecientes sobre todo a la época romántica.

La muestra está dividida en diversos apartados entre los que no falta una sección dedicada a la supuesta imagen -y el supuesto sonido- de la antigüedad que ha llegado hasta nuestros días a través de la industria cinematográfica, que a menudo es de lo más extravagante. Pero lo más importante es comprobar la reacción de este arte con las diferentes religiones -los dioses, los sacerdotes- y las diversas formas de poder -los emperadores, los faraones, los reyes- y también con la guerra y con la muerte. Para los más detallistas, también se presta atención a los oficios relacionados con la música, su interpretación, el incipiente lutherismo y las técnicas de notación, aunque la transmisión era oral, un hecho que ha llevado a algunos investigadores a elaborar la hipótesis de que en realidad aquellos músicos siempre improvisaban, ya que en toda la exposición no se ve a ningún músico tocando ante una partitura.

Para todos aquellos que estén interesados en profundizar en el tema, con motivo de esta exhibición se ha editado un excelente catálogo profusamente ilustrado, de gran formato y con más de 300 páginas, que representa lo mismo que si te llevaras la exposición a casa.

Etiquetas:
 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>