¿Qué me estás cantando? – Fidel Moreno

13/12/2019 - Ferran Riera
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Fidel Moreno se ha propuesto condensar la “Memoria de un siglo de canciones” -este es el subtítulo del libro que nos ocupa- en 750 páginas, y lo ha hecho siguiendo el modelo instaurado hace ya unos cuantos años por el recordado Manuel Vázquez Montalbán en su famosa Crónica sentimental de España. Es decir, que mediante una amplia selección de unos cuantos artistas y de sus canciones, el autor traza una descripción de la evolución de la vida cotidiana de este país que de hecho abarca cuatro décadas, ya que, tras una breve introducción, se extiende desde los tiempos de la Segunda República hasta 1976, justo cuando acaba de morir Franco, coincidiendo precisamente con su nacimiento.
51vCxTtl4aL (4)

Editorial Debate, 2018

El onubense Moreno, que entre otras cosas es el director de la revista Cáñamo, nos cuenta esta historia de la música que se mira en el espejo del modo de ser de la sociedad española siguiendo los avatares de su propia familia, comenzando por las canciones que escuchaban sus abuelos y continuando con las que amenizaron la juventud y la madurez de sus padres. Así, vamos conociendo todo tipo de episodios, desde la falangista Cara al sol hasta la revolucionaria Y en eso llegó Fidel, pasando por la copla, el bolero, las niñas prodigio, la rumba, el rock, los cantautores, las chicas ye-yés, el nuevo flamenco y los estribillos de la reforma, entre muchos y variados capítulos que no escatiman referencias a la asfixiante situación política que se vivía bajo la dictadura.

Pero así como en los primeros capítulos, el autor se mueve cómodamente contemplando y describiendo desde la distancia los avatares, en ocasiones ridículos i/o contraproducentes de temas como La bien pagá, Tatuaje o el inverosímil propagandismo de la grifa donde tan prohibida estaba, conforme se acerca a ese momento que marca la desaparición del generalísimo, la descripción se hace más controvertida, optando por un cierto revisionismo más bien conformista, como si quisiera quedar en paz consigo mismo y tuviera la necesidad de caricaturizar o ridiculizar a una izquierda que, a pesar de sus numerosas y erróneas claudicaciones, se había jugado la vida combatiendo un régimen caduco.

Ahora sólo cabe esperar la prometida segunda parte de esta obra, que, sin duda, deberá ser bastante diferente a la primera, ya que a partir de 1976 y, sobre todo, después de la victoria del PSOE en 1982, los parámetros de la canción cambiaron de forma drástica, como también se modificaron las conductas de la sociedad a la que iban dirigidos sus melodías y sus estribillos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.