Guitarras atlánticas. De la Península Ibérica a Brasil – Carlos Galilea

08/03/2019 - Ferran Riera
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
El periodista musical Carlos Galilea ha adaptado, actualizado y aumentado un libro que ya escribió hace siete años y que se publicó en lengua portuguesa en Rio de Janeiro. Su título era Violao Ibérico y trataba sobre el viaje realizado por la guitarra desde la península Ibérica hasta Brasil. Y ahora, esta nueva versión ha aparecido en castellano, de la mano de una joven editorial aragonesa.
Portada_Guitarras_Atlánticas_media-250

Limbo Errante Editorial, Zaragoza, 2018

El volumen explica una de las muchas aventuras que vivió el instrumento más popular, según la acertada opinión de su responsable; una historia que parte de la vihuela medieval, que evolucionó hacia la guitarra y que vivió un gran época de oro en el siglo XIX y a comienzos del XX en las manos de una estirpe de excelentes instrumentistas catalanes como Ferran Sor, Francesc Tàrrega, Miquel Llobet y Emili Pujol -sobe los cuales Galilea se empeña constantemente en castellanizar los nombres-, que rematarían otros intérpretes consagrados como Andrés Segovia y Narciso Yepes. Después, el autor hace un salto hacia el otro lado del Atlántico, y una vez realizado un breve repaso a la vida de las seis cuerdas en Latinoamérica, se centra en los inicios de su trayectoria en Brasil, donde precisamente recibió el nombre de viola, destacando otros nombres ilustres como los de Heitor Villa-Lobos i Baden Powell.

Entonces, Galilea vuelve al Estado español para repasar el panorama de la guitarra flamenca, donde detrás del gran maestro Paco de Lucía aparecen centenares de nombres más, de Sabicas a Manolo Sanlúcar, de Niño Ricardo a Habichuela y tantos otros. Al acabar este episodio, se pasea por Portugal y sus sonadores de fados, para volver posteriormente a Brasil y destacar otra gloriosa generación, con Raphael Rabello, Guinga, Toninho Horta, Milton Nascimento, Egberto Gismondi… Sin olvidar el nuevo invento de la guitarra de siete cerdas. Finalmente, la cosa acaba con un capítulo algo descolgado, dedicado a los luthiers del flamenco.

En resumen, muchas historias, muchos datos, muchos lugares y muchos nombres, sobre todo muchas listas de nombres propios… Pero todo un poco desordenado, porque el libro está todo el rato dando satos arriba y abajo en la cronología y en la geografía de la guitarra y sus intérpretes, como si su autor hubiera reunido unos cuantos artículos dispersos sin acabar de dar una cierta coherencia a su edición conjunta.

(Esta reseña fue publicada originalmente en lengua catalana en el número 40 de la revista de música y cultura popular Caramella.)

El periodista musical Carlos Galilea ha adaptat, actualitzat i augmentat un llibre que ja va escriure fa set anys i que va publicar en llengua portuguesa a Rio de Janeiro. El seu títol era “Violao Ibérico” i tractava sobre el viatge realitzat per la guitarra des de la Península Ibérica fins al Brasil. I ara, aquesta nova versió ha aparegut en castellà, de la mà d’una jove editorial aragonesa.

El volum explica una de les moltes aventures que va viure l’instrument més popular de tots, segons l’encertada opinió del seu responsable; una història que parteix de la “vihuela” medieval que va evolucionar cap a la guitarra i que va viure una gran època d’or al segle XIX i començaments del XX en les mans d’una nissaga d’excel·lents sonadors catalans com Ferran Sor, Francesc Tàrrega, Miquel Llobet i Emili Pujol -a qui s’entesta constantment a castellanitzar els seus noms- que rematarien altres intèrprets consagrats con Andrés Segovia i Narciso Yepes. Després, fa un salt cap a l’altra banda de l’Atlàntic, i un cop fet un breu repàs telegràfic a la vida de les sis cordes a Llatinoamèrica, se centra en els inicis de la seva trajectòria al Brasil, on precisament rep el nom de “viola”, i destaca altres noms il·lustres com els de Heitor Villa-Lobos i Baden Powell.

Llavors, Galilea torna a l’Estat espanyol per fer una repassada al panorama de la guitarra flamenca, on darrera del gran mestre Paco de Lucía apareixen centenars de noms més, de Sabicas a Manolo Sanlúcar, de Niño Ricardo a Habichuela i tants d’altres. Encabat, fa una passejada per Portugal i els sonadors de fados, per retornar posteriorment al Brasil i destacar una altra gloriosa generació, amb Raphael Rabello, Guinga, Toninho Horta, Milton Nascimento, Egberto Gismondi… Sense oblidar el nou invent de la guitarra de set cordes. Finalment, la cosa acaba amb un capítol una mica despenjat dedicat als luthiers flamencs.

En resum, moltes històries, moltes dades, molts llocs i molts noms, sobretot moltes llistes de noms propis… Però tot una mica desordenat, perquè el llibre està tota l’estona fent salts amunt i avall de la cronologia i de la geografia de la guitarra i dels seus sonadors, com si el seu autor hagués arreplegat uns quants articles dispersos sense acabar de donar una certa coherència a la seva edició conjunta.

Etiquetas:
 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.