30 Tradicionàrius: El festival más largo de una larga tradición

11/01/2017 - Ferran Riera
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Al Festival Tradicionàrius de Barcelona hay que definirlo como un paisaje musical, y su sede, el Centre Artesà Tradicionàrius (C.A.T) es un espacio en el que se cultiva la música de raíz.
30Tradicionàrius (Copiar)

Un rincón que resiste desde su fundación, en 1988, como la aldea de Asterix que hacía frente a la conquista del Imperio Romano, con su indestructible barricada ubicada en la villa de Gràcia (concretamente en la Travessia de Sant Antoni, 6, pero con entrada por la Plaza Anna Frank), defendiendo la pervivencia de la tradición musical de los Países Catalanes, haciéndola vivir el convulso presente y proyectándola con esperanza hacia el futuro. Porque este festival folk no es un fruto de temporada que dura un trimestre -se programa durante el invierno- y luego desparece, sino que trasciende sus propias fechas y su propia localización para ofrecer una programación que se extiende a lo largo del año y llega todos los rincones de territorio catalanoparlante.

Construir este proyecto no ha sido fácil, y por eso, quienes lo han desarrollado pueden sentirse bien orgullosos de su obra. Una obra que comenzó mucho antes de su inauguración en 1988, concretamente dos décadas antes, cuando el Grup de Folk vivió su breve y precaria existencia, entre 1967 y 1968, y que no volvió a dar señales de vida hasta comienzos de los años 80, cuando un par de iniciativas barcelonesas, el ciclo “Danses a la plaça del Rei” y el festival “Sarau de Primavera”, insuflaron nueva vida a un sector musical del todo desprotegido.

Tres grupos de aquella época que simultáneamente se convirtieron en escuelas para los músicos y las músicas con raíces, La Galana, Tercet Treset y La Murga, con algunos personajes que actuaron como eslabones entre el mencionado Grup de Folk y el Tradicionàrius -Jaume Arnella y Jordi Roura, todavía en activo-, además del futuro director del festival, Jordi Fàbregas, decidieron organizar una plataforma estable para dar a conocer sus producciones y las de sus compañeros. El destino los condujo al Centre Cívic L’Artesà de Gràcia, y así fue como el 15 de enero de 1988 arrancó la primera edición del Cicle de Concerts de Música Popular i Tradicional Tradicionàrius. Las actuaciones tenían lugar en el bar del centro y se programaban quincenalmente. No era mucho, pero la piedra ya había sido lanzada, y con una fuerza imparable. Tanto, que todavía sigue volando.

Jordi Fàbregas

Jordi Fàbregas

Desde su segunda edición, el Tradicionàrius no ha dejado de crecer, con más actividades musicales y extramusicales, hasta el extremo que su presencia aumenta ostensiblemente en el tiempo y en el espacio, organizando actos por toda la ciudad y por todo el país y ampliando su programación a prácticamente todos los días de la semana durante los tres meses de invierno que dura el festival, y a lo largo de todo el año, por lo que respecta a la oferta del C.A.T. El acontecimiento no sólo crea un espacio y un público; se hace insustituible.

Hay, no obstante, tres momentos capitales en esta trayectoria. El primero sucede en 1994, cuando L’Artesà se convierte en el Centre Artesà Tradicionàrius (C.A.T.) y su equipo directivo se hace cargo de la gestión del local y de su programación durante toda la temporada. Es entonces cuando el movimiento folk de los Países Catalanes toma posesión de su “cuartel general” y empieza a crecer de forma exponencial. El segundo momento importante es un sencillo pero muy significativo cambio de nomenclatura, que tiene lugar en 2003: lo que hasta entonces era un “Cicle de Música Tradicional i Popular” pasa a denominarse Festival Folk Internacional, con un incremento notable de la presencia de solistas y grupos de tradiciones de todo el mundo que al mismo tiempo hace patente la aparente normalidad conseguida por las formaciones de la tierra. Y el tercer gran momento acontece en 2005, cuando se cierra el viejo C.A.T. para construir uno nuevo, que será inaugurado en 2008. Hasta que no llega esa fecha, el festival vive una especie de exilio repartiendo sus actividades por toda la ciudad, para volver a un flamante local con excelentes condiciones y prestaciones, y justo a tiempo, porque empezaban las restricciones provocadas por la crisis económica.

Desde entonces, un Tradicionàrius bien asentado vive unas temporadas estables y tranquilas, y amplía su programación a todos los meses del año con conciertos semanales, exposiciones, talleres y todo tipo de actividades, culminando después de tantos años la confección, realizada con la dedicación de un orfebre, de todo ese paisaje musical al que me refería al inicio, que no es mejor ni peor que cualquier otro, pero que es único. Como la tradición musical que suena en su interior.

Un año muy especial

Este paisaje musical creado por y desde el Tradicionàrius se prepara para vivir un año muy especial, el de su trigésima edición. Y lo va a hacer con una programación especial que se extenderá durante el primer semestre de 2017, con más de un centenar de convocatorias y superando el medio millar de artistas participantes, un hecho sin precedentes que pondrá a prueba la capacidad organizativa de sus promotores, así como la disponibilidad por parte del público.

Resulta imposible resumir en unas líneas los contenidos de este alud de conciertos y actos diversos que llenarán el calendario desde el 13 de enero hasta el 23 de junio. Pero sí hay espacio para destacar unas cuantas fechas señaladas del festival. Comencemos por la sesión inaugural, que consistirá en una reunión histórica de los grupos y solistas que participaron en la primera edición del Tradicionàrius, muchos de ellos todavía en activo: Rosa Zaragoza, Alfons Encinas con Els Trobadors, la Cobla Mínima, Solistes de la Costa, Els Ministrers de la Vila Nova, la Cobla Manxaire, Ludicfolk, Retaule y Primera Nota, legendaria banda que reaparecerá especialmente para la ocasión. Todos serán presentados por Jaume Arnella, quien estrenará el “Romanço tradifolk”.

Esta no será la única conmemoración que celebre el festival, ya que Maria del Mar Bonet también recordará los 50 años de su carrera musical con un concierto el 2 de junio. Asimismo, el Grup de Folk será homenajeado con motivo de su cincuentenario por partida doble, con la presentación del libro ·El Grup de Folk. Crònica d’un esclat” (“Crónica de un estallido”), escrito por quien firma estas líneas (3 de febrero) y con un encuentro de los diversos grupos de folk que se crearon por toda Catalunya (29 de abril). Otro aniversario a tener en cuenta es el de la mencionada Rosa Zaragoza, que también cumple tres décadas cantando (12 de mayo). Y finalmente también hay que destacar los 25 años de los Foguerons (Hogueras) de Sant Antoni, que por iniciativa de Toni Torrent reviven la verbena de la población mallorquina de Sa Pobla en las plazas de Gràcia, y que con el tiempo se ha convertido en la fiesta mayor de invierno de este distrito barcelonés (del 26 al 28 de enero). Entre otras actuaciones, en esta ocasión contarán con la participación de los renacidos Al-Mayurqa.

Otras formaciones históricas que pasarán por el C.A.T. son los aragoneses La Ronda de Boltaña (21 de abril), los castellanos Nuevo Mester de Juglaría (9 de junio), el “ciudadano del mundo ibérico” Eliseo Parra (16 de junio), el maestro de la tenora Jordi Molina (en L’Auditori, 11 de febrero), los regeneradores de la tradición pirenaica El Pont d’Arcalís (con la Orquestrina Trama, 26 de mayo), los tortosinos Quico el Cèlio, el Noi, el Mut de Ferreries (con la banda La Lira Ampostina, 25 de marzo), el vasco Ruper Ordorika (con el inglés Martin Carthy, 17 de febrero), el ibicenco Isidor Marí (con el grupo Projecte Mut (24 de marzo), los valencianos Urbàlia Rurana (19 de mayo) y el decano del folk catalán Jaume Arnella (con Ferran Martínez, 2 de febrero).

También merecen la atención los conciertos de la Brigada Bravo & Díaz (29 de enero), la formación de mujeres valencianas Sis Veus per al Poeta (homenaje a Vicent Andrés Festellés, 3 de febrero), Pascuala Ilabaca y Fauna (homenaje a Violeta Parra, 12 de febrero), la mallorquina Joana Gomila (16 de febrero), las percusiones de Coetus con Carles Dénia (en L’Auditori, 23 de febrero), las gallegas Ialma (3 de marzo), Els Francolins con la Cobla Sant Jordi (17 de marzo), Alidé Sans y el grupo Sarabat (“Nit d’Aran”, 7 de abril), la Balkan Paradise Orquestra (5 de mayo) y el valenciano Josep Aparicio “Apa” (25 de mayo). En muchos casos, se trata de presentaciones de nuevos discos, y también hay unas cuantas de estas actuaciones organizadas conjuntamente con el festival de canción de autor BarnaSants.

Brigada Bravo y Díaz

Brigada Bravo y Díaz

El XXX Tradicionàrius también ofrece otro tipo de actividades, como la sesiones de improvisación coordinadas por Marcel Casellas y las presentaciones denominadas “Carta Blanca”, que se alternarán los miércoles, los conciertos de grupos corales de los sábados al mediodía en los mercados de Gràcia, las actuaciones de pequeño formato de los jueves de La Taverna del C.A.T, y también las extensiones del festival por el territorio, en coordinación con otros festivales, como el Garrotxinàrius de Olot (4 de febrero), La Violinada d’Argelaguer (del 10 al 12 de febrero), el Rubrifolkum de Sant Boi de Llobregat (10 y 11 de marzo), y los festivales valencianos Xàbia Folk (del 5 al 7 de mayo) y Cant Al Ras de Massalfassar (20 de mayo).

Finalmente, el acontecimiento clausurará su trigésima edición el 23 de junio, verbena de san Juan, al aire libre, en la cercana plaza del Sol, con una exhibición de los grupos de cultura popular de Gràcia y la actuación conjunto de los grupos Cobla Catalana dels Sons Essencials y Mesclat, formación folk-rockera que reaparecerá excepcionalmente.

(Parte de este artículo ha aparecido originalmente en lengua catalana en el número de enero de 2017 de la revista Enderrock.)

Más Información: Tradicionàrius

Fotografía de Jordi Fàbregas: By sguastevi – Treball propi, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=40529286

Etiquetas:
 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>