Rompelo Tano – La música de Osvaldo Ruggiero

22/08/2022 - Diariofolk
Vota
Comentarios: 1 Imprimir
ROMPELO TANO
Daniel y Adrián Ruggiero y otros
Rompelo Tano
Brabacam 2022

¡Rompelo, Tano!, le gritaban sus fanáticos a Osvaldo Ruggiero cuando tocaba como bandoneonista en la legendaria orquesta de tango de Osvaldo Pugliese, de la que formó parte entre 1939 y 1968. Esa frase (que podría traducirse en España como “rómpelo, italiano”, en referencia al origen de su apellido) hacía alusión a la fuerza interpretativa de Ruggiero, a una forma de acentuar y frasear con su bandoneón que lo llevaba a romper (literalmente), su instrumento. Su colega de aquella época gloriosa, Víctor Lavallén, asegura que destrozó tres durante una presentación en un canal de televisión).

En el año en que su cumple el centenario del nacimiento de Osvaldo Ruggiero (22 de septiembre de 1922 – 31 de mayo de 1994) los hijos de este gran compositor y bandoneonista argentino, Daniel y Adrián, apelaron a esa histórica frase para denominar al trabajo discográfico que lo homenajea, cuya potente personalidad musical refuerza en la portada el diseño gráfico de la notable Noe Gallardou.

Los hermanos Ruggiero –ambos compositores y bandoneonistas como su padre– convocaron a destacados y reconocidos ejecutantes del instrumento, de distintas generaciones, para actuar como solistas y directores de orquesta y les propusieron que arreglaran un tema de O.R. para orquesta típica. Con ese material pergeñaron este primer álbum dedicado íntegramente a las composiciones de Osvaldo Ruggiero.

Son un total de diez tracks entre los que figura una obra hasta el momento inédita del reconocido artista, arreglada y dirigida por Daniel Ruggiero: Chalita fue encontrada entre cajas y papeles con un increíble texto de Osvaldo Pugliese que le explicaba a Ruggiero que ese tema había quedado “entrepapelado” y que se lo devolvía por medio de “los muchachos”. La placa incluye también una única obra cantada, Tiempo, con Ariel Ardit como cantor invitado.

Osvaldo Ruggiero fue un compositor muy original, creador de uno de los estilos más influyentes dentro de las corrientes tangueras y que aún continúa vigente. Comenzó a tocar con un bandoneón que le regaló su padre y se manejó solo con lo que aprendía de él hasta los 17 años, que fue cuando ingresó en la mítica orquesta de Pugliese. Allí recibió del director una formación que lo influyó para siempre y fue uno de los artífices del estilo “yumba” o estilo Pugliese, una forma determinada de marcación rítmica en la que cada músico hizo su aporte desde el instrumento que tocaba y desde su propia inventiva, forjando la identidad de la orquesta.

A fines de la década del 60, cuando la orquesta debió suspender su actividad por una enfermedad de Pugliese, Ruggiero –con otros cinco integrantes de ese colectivo– crearon el Sexteto Tango, uno de los conjuntos más representativos del género a partir de los años setenta, organizado como los sextetos tradicionales, pero con una concepción vanguardista y a la vez respetuosa de la esencia del tango.

Su hijo Daniel comenzó estudiando guitarra y luego se volcó al bandoneón, bajo la guía de maestros como Pascual “Cholo” Mamone, Néstor Marconi, Julio Pane, Walter Castro y Rodolfo Mederos. Cursó también estudios de Audio Perceptiva, Improvisación y Armonía, Composición y Dirección orquestal.

El otro hijo de don Osvaldo, Adrián Osvaldo Ruggiero, cursó estudios formales de Instrumentista en Música Popular Especializado en Tango y de forma particular con profesores como Juanjo Domínguez, Aníbal Arias y Armando de la Vega, entre otros.

En el año 2004 formó Violentango, agrupación donde destacó como compositor y arreglista, grabó seis discos y lleva realizadas un centenar de giras nacionales e internacionales. Dentro de las presentaciones que tuvo este colectivo se destaca la participación en el Glastonbury Festival, siendo el primer grupo de tango en presentarse en el legendario evento. En 2016 ingresó como bandoneonista en la Orquesta Típica Fernández Fierro y en 2019 formó Ruggiero Targo, grupo de nueva música argentina.

En la orquesta que grabó Rompelo Tano participaron Fulvio Giraudo y Adrián Enríquez al piano, Emilio Longo al contrabajo, Nicolás Velázquez, Sofía Calvet y Federico Santisteban a los bandoneones, César Rago, Augusto Sourigues, Ornela Restifa y Bruno Franco a los violines, Gustavo Barahona a la viola y Jacqueline Oroc al cello.

Como músicos invitados participaron los bandoneonistas Horacio Romo, Ramiro Boero, Bruno Ludueña, Natsuki Nishihara, Rodrigo Avalos, Mariano Gonzáles Calo, y los nombrados Adrián Ruggiero, y Daniel Ruggiero, quien también tuvo a su cargo la producción del álbum.

Hay un comentario. ¿Quieres dejar el tuyo?

  1. oscar

    soy admirador ferviente del tano siempre me acuerdo cuando se nos fue fisicamente un 1 de junio. pero lo q compuso jamas se va a ir del alma de un tanguero, es mas bailo de hace años y cuando suena pugliese de esa epoca no cualquiera lo baila ,necesita concentracion maaxima, a mi en lo personal me caen lagrimas, grande tano que no les quede grande ese apellido. abrazo tanguero¡

     
     

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.