Por los remansos del Tajo con Anhinojo Folk

22/10/2014 - Por Miguel Ángel Espigares
Vota
Comentarios: 2
Imprimir
Anhinojo Folk nació hace casi 40 años en la población cacereña de Hinojal y desde entonces se ha dedicado a recuperar las canciones populares de su tierra, aquellas que han ido pasando de generación en generación por transmisión oral. Recientemente, Anhinojo Folk ha editado un nuevo disco titulado Remansos del Tajo. Miguel Ángel Espigares conversó con ellos sobre el pasado, presente y futuro del grupo.
anhinojo folk

Fotografía: Anhinojo Folk de Tiu Fraili

Pregunta: ¿Cómo se formó el grupo?

Respuesta: En los años en que se creaban los teleclubes, un grupo de amigos un poco aburridos decidimos comprar una guitarra y comenzar a canturrear. En 1977, ya ha llovido, aquello alcanzó una cierta relevancia y comenzamos en serio a recopilar canciones de nuestros mayores y cantarlas. Desde luego, salvo José Mari, el grupo ha ido y venido en todo este tiempo; muchos componentes lo han dejado y otros han ido incorporándose hasta hoy con tanta ilusión como compromiso por rescatar la música tradicional.

P: ¿El nombre del grupo está dedicado a vuestro pueblo?

R: Claro, comenzamos a recopilar las canciones en cintas de casetes en Hinojal, donde tenemos un gran grupo de amigos que nos animan a seguir recogiendo estos cantares olvidados y grabarlos con el fin de que no se olviden. Posteriormente ampliamos nuestro radio de acción y fuimos, casete en mano, a pueblos vecinos y otros de Extremadura. Hinojal es un campo de hinojos y anhinojo es el nombre árabe de nuestro pueblo. ¿Cómo no unir este hermoso nombre a la tradición milenaria del pueblo?
Nuestro trabajo es claro: recopilar canciones de nuestros antepasados y ponerlas en marcha para que la gente pueda conocer, a través de ellas, cómo era la vida en tiempos pasados

P: ¿Cómo os situáis en la escena musical en estos momentos?

R: Somos un grupo pequeñito que, a pesar de los años que llevamos en esto, no hemos sido muy conocidos. Ahora la cosa empieza a cambiar. Por azares de la vida en el mundillo folk extremeño ya nos van conociendo y creo que somos reconocidos, aunque sea algo presuntuoso, pero es verdad que vemos muestras de cariño y reconocimiento por nuestra labor. Fíjate que ninguna de las canciones que hemos grabado han sido ya grabadas por alguien. Nuestro trabajo es claro: recopilar canciones de nuestros antepasados y ponerlas en marcha para que la gente pueda conocer, a través de ellas, cómo era la vida en tiempos pasados: cómo se trabajaba, cuáles eran las costumbres, cómo se imprimían en la memoria a través de la tradición oral aquellos acontecimientos relevantes en forma de romances…

P: ¿Hacia quién va dirigida vuestra propuesta musical?

R: A todo el mundo, no tenemos un público definido. En este disco “Remansos del Tajo” hay dos canciones dirigidas al público infantil: un cuento que narra el abuelo a sus nietas y cuatro canciones infantiles que se cantaban desde tiempo inmemorial y que ahora han vuelto a ser cantadas por los críos que las escuchan y se las aprenden al momento. Aquí tienes público infantil. Cuando hacemos actuaciones en directo y cantamos algunas canciones que la gente conoce, ¿quién no se anima a cantarla con nosotros? ¿Pero quién conoce estas canciones? La gente mayor, muy, muy mayor. Ya ves el arco entre estos dos tipos de público. Bien es cierto que cuesta algo más atraer a la gente joven y sobre todo nosotros, que apenas utilizamos cuatro instrumentos para adornar las canciones, pero que seguimos creyendo en la pureza de su interpretación. Claro, no metemos baterías, ni bajos, ni violines, ni flautas traveseras…

P: En este nuevo trabajo seguís en el trabajo de campo de temas populares, con algún que otro pinito en la composición propia. ¿Cómo se gestó y se le ha ido dando forma?

R: Tenemos un buen puñado de canciones, como te comentaba antes. Discutimos, sobre cuál vamos a incorporar, hablamos de qué aportes musicales les vamos a añadir y entre todos la guisamos para que ustedes se la coman.

P: ¿Cuántas empresas se han peleado por financiar este disco?

R: Innumerables, tantas que no podría recordar… ¿Financiar qué? Hemos puesto nuestro dinerito cada uno, que esperamos recuperar con la venta de discos. No creo que nos hagamos ricos, tampoco es lo que nos importa, con que no nos cueste dinero vamos bien. Nuestro afán es seguir grabando canciones del pueblo como una aportación cultural a esta tierra hermosa llamada Extremadura.

P: ¿Os ha gustado el resultado final?  ¿Cuándo se sabe que un disco está finalizado?

R: Sí, mucho, y hemos recibido parabienes de mucha gente que disfruta con el folk. Ha quedado francamente bien a pesar de la dificultad en la grabación. Piensa que de los seis componentes, cuatro están en Hinojal, otro vive en Coria y otro en Madrid. Encaje de bolillos hemos hecho para poder estar juntos. Un agradecimiento muy especial para José Luis de Studios Plasencia por la paciencia y sapiencia. Como reza en la contraportada del disco, “es el auténtico artífice de que esto suene a gloria bendita”.

P: La música tradicional  no es en estos momentos muy popular entre la gente joven. ¿Qué propone Anhinojo Folk para que esto cambie?

R: Tema comprometido, cómo hacer para que le guste a la gente joven de manera masiva la música folk… ¿Qué tanto por ciento de responsabilidad tienen las grandes compañías de música y las grandes emisoras que emiten música para que un público aún en formación sea machacado constantemente por las mismas canciones una y otra vez? En nuestra juventud se escuchaba en la radio en programas de cierta audiencia a Nuevo Mester de Juglaría, a Nuestro Pequeño Mundo, a Jarcha… Y ahora no escuchas una canción folk ni por casualidad, sólo para acompañar la noticia de una fiesta popular o en ciertos programas dedicados al folk, que hacen una labor magnífica. Si no escuchas, no te interesa. Hay grupos que hacen una cierta música fusión cogiendo el folk como base y acompañando con estructuras musicales más modernas; eso puede también atraer a la gente joven. Nosotros los tenemos más difícil.

P: ¿Quién elige o compone los temas en el grupo? ¿Cómo trabajáis las canciones?

R: La única canción de este disco no rescatada, que es original, es la compuesta por José Mari Díaz, que es la que abre el disco, ¿Qué te han hecho Tajo?. Le dimos muchas vueltas a introducirla, pero es una canción que compuso hace veintitantos años y la hemos cantado siempre en las actuaciones en directo. La gente que nos escucha con frecuencia la relaciona siempre con el grupo, tanto es así que alguna vez nos la han hecho repetir al final de alguna actuación. Dice tanto de la transformación del paisaje, de la ocultación de tantas maravillas, de la comunicación por veredas entre pueblos, en fin, de la transformación por la mano del hombre… Que el Tajo ya no es el Tajo, es un río especulativo, utilizado por el hombre para provecho propio. El resto de temas tiene que ver con la opinión de cada uno de nosotros, nos cuesta a veces discutir sobre tal o cual tema sobre cómo lo adornamos musicalmente. Es un consenso de entre todos los cantares que tenemos a mano, que son muchos. Buscamos la representación de distintos momentos en la vida de nuestros antepasados; canciones que quintos, alboradas de bodas, canciones de ronda… y de la representatividad de nuestros pueblos.
anhinojo FolkP: ¿Qué instrumentos utilizáis y cómo van representándose en los temas que componéis en este Remansos del Tajo?

R: Todos los cacharros de la cocina -almirez, botella de anís, caldero, mortero-, un par de guitarras, un laúd, algún instrumento de lavar “el batiero”, la sonaja de los quintos y la gaita y tambor extremeño, un instrumento recogido del norte de Extremadura que no encaja muy bien siempre, tanto es así que los tonos de algunas canciones los tenemos que adaptar al tono y sonido de la gaita, un instrumento bello y singular que le da una sonoridad muy especial a nuestra música. Un reconocimiento y abrazo enorme a nuestro gaitero Pedro por el esfuerzo y la dedicación que ha tenido con este instrumento tan complejo.

P: ¿Hay alguna diferencia  entre este nuevo trabajo y Cantaris de Trasantiel?

R: Todo es susceptible de mejorar y creo que lo hemos logrado, es un disco más trabajado, más representativo de la variedad musical de nuestra tierra, pero la labor de estudio y rescate de canciones es la misma. Lo nuestro es rescatar las canciones del olvido y esto sí es una labor continuista con respecto al Cantaris de Trasantiel. Seguimos con nuestro apoyo al castúo y tanto en ese disco como en este tenemos algunos temas en esta lengua tan poco hablada ya y que también es necesario rescatar de ese olvido tan maligno e incesante.
la gente que compra el disco también compra un poco del esfuerzo que realizamos, un poquito de nosotros, y nos sentimos valorados por ese hecho

P: ¿Cómo afrontáis como grupo de folk la era digital?

R: Una maravilla, ¿sabes la cantidad de gente que nos conoce a cuenta de las nuevas tecnologías, la gente que disfruta de estas canciones? De otra manera sería tan difícil llegar a tantos… Emigrantes extremeños de todo el mundo tienen nuestros discos, de Argentina, Chile, Australia.. Es cierto que la posibilidad de piratear sin un control adecuado está a la orden del día, pero no es nuestro caso; la gente que compra el disco también compra un poco del esfuerzo que realizamos, un poquito de nosotros, y nos sentimos valorados por ese hecho. La compra del disco supone darnos ánimos, motivarnos, decir “seguir con vuestra labor que nos interesa”… y eso nos pone.

P: ¿El futuro de la música pasa por bajar los precios y hacer más conciertos en directo?

R: No es nuestro caso; no estamos en esto para ganar dinero, con cubrir gastos nos damos por satisfechos. Cada uno de nosotros tiene su trabajo y vive de él, pero tener actuaciones en directo es fantástico, la conexión con la gente que te escucha es única y dar a conocer nuestra música es lo que nos da energía para continuar.
P: ¿El músico de folk nace o se hace?

R: ¿Qué domina más sobre el comportamiento humano, la genética o el ambiente? Ambas tienen una cierta conexión. Si en casa has oído canción tradicional, si de joven te ha emocionado un romance de Joaquín Díaz, si has disfrutado con una actuación del Nuevo Mester, si has tocado un almirez un día de Nochebuena, ¿es eso nacer o hacer?. Pues un poco de todo…

P: ¿De qué influencias bebe vuestra formación?

R: De la pura música tradicional. El cuchi cuchín, que forma parte de las canciones infantiles, me lo ha cantado mi madre y ha interactuado conmigo, porque es una canción que se representa en la espalda del niño para ver si al final de la canción adivina el dedo que tienes puesto en su espalda. Mi madre se lo ha hecho a mis hijos y yo mismo también. Esta es la fuente, la pura música que nos han cantando y que nosotros, humildemente, tratamos de repetir.

P: Háblanos de los temas que componen este Remansos del Tajo.

R: El Tajo es la excepción, ya hemos hablado de ella. La Morena es una canción popular de Hinojal que habla de los celos que expresa una novia que cree haber visto a su novio con otra. Hay una alborada de bodas que se cantaba la noche antes de la celebración a la novia; una canción que llevaron unos titiriteros al pueblo en una de sus paradas con cierta musicalidad de jota, La Turruana; un cuento infantil que cuenta el abuelo a sus nietas, con todos los tópicos de los cuentos de fantasía infantiles. Una canción de oficios, Las lavanderas, que habla de las mujeres que trabajaban lavando ropa al borde del río, en invierno y en verano, llueva o ventee, y soñando…; una canción dedicada a Arroyo de la Luz y a su estación, centro de negocios a mediados del siglo XX, que muestra el amor por la tierra y sus mujeres; una jota para los “Cuatro Lugares”, divertida y con alguna estrofa atrevida; una de quintos, de la mili, del tallaje, del abandono de la casa cuando eras joven e inexperto, de lo que dejabas atrás; una canción de ronda de Talaván, El Pirulí, donde como siempre los mozos proponen y las mozas rechazan; canciones infantiles que se resumen en cuatro cancioncillas unidas con una musiquilla pegadiza y muy divertida; El carbonero, que esconde los amores de una joven por el que viene voceando el carbón de encina y el picón de olivo; y unas pocas estrofas de San Sebastián, fiesta del 20 de enero en Hinojal, en donde se ensalza la figura de este santo. Sirva como homenaje a esta fiesta este puñado de coplas.

P: ¿Qué vamos a encontrar en vuestros espectáculos en directo y en vuestro último disco Remansos del Tajo?

R: Frescura. Las actuaciones en directo siempre suponen un reto para nosotros, pero vemos al público que disfruta, que canta nuestras canciones y en algunas les hacemos participar cantando el estribillo. Cuando hay una comunión entre espectador y los que actúan, todo es fabuloso.

P: ¿Cómo es la respuesta del público en vuestros conciertos?

R: Muy participativa y expectante; no somos un grupo muy conocido y la gente viene a ver qué le ofrecemos. La respuesta siempre es positiva, la gente disfruta y eso lo sentimos.

P: ¿Quién os lleva la promoción?

R: La promoción es solo nuestra, a través de redes sociales y el boca a boca, no tenemos a nadie detrás. Todo es un trabajo artesanal, pero eso nos da un plus como grupo y en las tareas que cada uno realizamos para darnos a conocer.

P: ¿Cómo puede contactar el público con vosotros?

R: Tenemos un blog. Ahí nos podéis encontrar con la historia del grupo, algunas fotos, las actuaciones próximas y  la compra de los discos editados.
pero tener actuaciones en directo es fantástico, la conexión con la gente que te escucha es única y dar a conocer nuestra música es lo que nos da energía para continuar

P: ¿Nos podéis adelantar algunos conciertos ya cerrados con este último proyecto?

R: En este tiempo en que vivimos no es fácil concretar nuevas actuaciones; tenemos pendiente ir a Barcelona, actuar en el Piornal y alguna cosa más, pero id al blog.

P: ¿Qué pensáis del apoyo institucional para esta música en estos momentos?

R: Está muy bien que a través de la Diputación de Cáceres y la Caja de Extremadura se siga fomentando la música extremeña, sea folk, rock o cualquier estilo creativo, pero vivimos momentos difíciles para la música “pequeñita”. Cuando un alcalde propone una actuación para su pueblo quiere algo que le garantice mucho público; si contrata a alguien no muy conocido, puede que no se le llene la plaza. Se trata de conjugar el presupuesto con la afluencia de público. Es razonable, pero queremos alcaldes atrevidos que amen la música tradicional, para ellos estamos nosotros.

P: ¿Cómo veis el panorama nacional  en cuanto a la música de raíz y el futuro de esta música con las nuevas generaciones?

R: No muy bien, ya lo hablábamos antes. Parece que esta música no interesa al gran público, pero nosotros seguiremos con nuestro empeño de rescatar la música cultural y tradicional de Extremadura y gracias a propuestas como la vuestra, para expresarnos sobre nuestros proyectos e inquietudes, nos damos a conocer a gente que no sabía de nuestra existencia. De nuevo, gracias por esta oportunidad que nos dais.  

 

Hay 2 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  1. Deseo contactar con ustedes para enviarles repertorio Nuevo, para nuevas grabaciones.
    He hecho folklore para el grupo de la antigua de Mérida.
    También para los Cabales el VERDE BLACO Y NEGRO etc,
    Saludos
    Contacto m 692674156

     
     
    • Diariofolk

      Hola Antonio.
      para ponerte en contacto con nosotros utiliza el correo diariofolk @ diariofolk.com.

      Gracias

       
       

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.