Mujeres con toda la voz

23/03/2018 - Por Fernando Marinelli
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Desde el 19 de abril hasta el 19 de julio se desarrollará en el Teatro Monteviejo de Buenos Aires ‘Ellas en la voz’, un ciclo de conciertos que reunirá a un grupo de cantantes con destacada trayectoria en el ámbito de la música popular folclórica argentina y la canción latinoamericana. Para conocer detalles de este evento, Diariofolk conversó con la creadora del ciclo, Natalia Sordi, y con tres de las participantes: Flor Bobadilla, Georgina Hassan y la chilena Carla Giannini.
Ellas en la voz . Logo

–¿Qué se propone este ciclo y a qué público apunta?

Natalia Sordi: La propuesta de Ellas en la voz nace de algo genuino como lo es una mirada femenina del arte. Hay algo ancestral de la música que está en la voz, algo que se guarda allí como un secreto y que va pasando de cuerpo en cuerpo, de generación en generación. En este ciclo se articulan dos universos, la voz y lo femenino, que si bien no son lo mismo tienen alguna relación. Tanto una dimensión como la otra exploran algo que nos es difícil de ceñir en la palabra, pero que causa efectos, nos toca en algo íntimo. La voz, en sus dos acepciones (tanto voz como canto o como portadora de un discurso) con sus diversas texturas, va pasando de un ser a otro y hace lazos, moviliza emociones. Creo que la voz tiene también relación con eso que invoca, con lo que el psicoanálisis llama “pulsión invocante”. Esas voces que se forjan en la diversidad de las mujeres, de lo femenino que no es unificable o etiquetable, es un poco la idea que rige este ciclo. No hay una voz que englobe a las mujeres, por eso el ciclo se llama “Ellas” en plural. Cada una es un universo diferente. Apuntamos a un público sensible que se involucre con la escucha y dialogue con las propuestas de estas cantoras, que vibre dejándose seducir por los matices del arte singular de cada una.

Natalia Sordi–Las artistas que encabezan el cartel son todas mujeres. Incluso está prevista la presentación de lo que han denominado una “espiral de mujeres guitarristas”. El propio nombre del evento sugeriría una movida feminista. Sin embargo, no parece haber discriminación de sexos en el ciclo, ya que también participan artistas masculinos, como el Dúo Color a Nuevo, sin contar a los muchos músicos que acompañan a las cantantes. ¿Qué papel juega entonces lo femenino en este ciclo?

Natalia Sordi: Este ciclo no es feminista, para nada, en tanto no partimos de una búsqueda sujeta a una cuestión de género. Lo femenino es un aspecto muy rico de la vida humana, tanto en hombres como en mujeres. Y está siempre por definirse de qué se trata esto, lo femenino se articula siempre a otras cosas para poder ser abordado en el lenguaje. Por ejemplo, al feminismo o a las temáticas de género. Pero se nos escapa de allí, no es eso. Por otro lado, se dio casualmente que en este ciclo no sólo las cantoras son mujeres, sino también la agente de prensa, la fotógrafa, la productora, etc. Pero fue azar. Tal vez, hubo un lenguaje compartido que tiene afinidad con lo femenino y se armó este equipo desde allí.

Estará el Dúo Color a Nuevo y músicos que acompañan a estas cantantes que no son mujeres, como bien dices. Justamente, no se eligió a nadie por su género sino por su propuesta artística. Y esas propuestas son las que entran en la mirada femenina del arte que comentaba anteriormente.

Flor Bobadilla OlivaFlor Bobadilla Oliva: En principio la movida feminista, sea cual fuere, si lleva ese nombre no es en contra de lo masculino: el feminismo busca la igualdad, no el poder sobre el género opuesto. Es un ciclo de cantoras, con propuestas diferentes pero nucleadas por los decires folclóricos del mundo: mujeres que contamos historias con voz y propuestas propias.

Georgina Hassan: Creo que vivimos un momento histórico donde tanto mujeres como hombres estamos revisando nuestras conductas machistas, las que nos vienen desde antes de nacer. Hay una necesidad de desnaturalizar ese pensamiento, de visibilizarlo.

La música folclórica se mueve en todas direcciones, pero a la vez tiene una raíz que la contiene

Esa reflexión está implícita en este ciclo, pero cuando Natalia nos convocó, nunca se habló de feminismo ni de inclusión o exclusión de hombres, hay algo mucho más fresco, intuitivo y necesario en juntarnos. Somos todas mujeres sí, pero muy diversas, con miradas, voces, creatividades distintas. Este ciclo es la posibilidad de mezclarnos, conocer más el universo de cada una y apoyarnos, acompañarnos y generar una propuesta artística que surge genuinamente.

Carla Giannini: Lo femenino, en este caso, no significa excluir la participación de otros géneros, sino que lo femenino tiene que ver con algo mucho más orgánico, más sustancial y basal. Tiene que ver con nuestra forma de decir. Nuestra mirada volcada en un lenguaje musical y creativo. Ese latido propio, que tiene una matriz femenina, singular y colectiva.

Carla Giannini–Teniendo en cuenta que ya existen antecedentes en la Argentina de otros ciclos musicales protagonizados exclusivamente por mujeres, ¿qué diferenciaría a éste de otros similares? ¿las mujeres siguen teniendo necesidad de agruparse para ser escuchadas?

Natalia Sordi: Las diferencias se encuentran siempre en esa madeja particular que se arma en un equipo artístico y de trabajo, con el concepto y la estética de la propuesta y con esa alquimia particular producida desde una mirada que orienta, desde un criterio compartido. Y como en toda mirada hay una construcción, una búsqueda, y hay cosas que quedan por fuera. Es singular como cualquier obra. Aunque se hayan hecho formatos similares, los actores y la obra no son los mismos, lo que se dice no es lo mismo, lo que pasa no es lo mismo. Y tampoco es repetible. Yo creo que más que agrupadas para ser escuchadas, las mujeres necesitamos escucharnos más. Necesitamos habitarnos y dar importancia a las cosas más mínimas que nos atraviesan y compartir esas experiencias particulares sin compararnos con otras mujeres, porque cada una tiene algo importante que decir sobre lo femenino, más allá de lo que se dice en los discursos establecidos.

Flor Bobadilla Oliva: Natalia y su productora elijen con exactitud las propuestas que desean producir. ¿Qué hay de diferente? Pues la pluralidad de historias unidas a una misma causa, la exquisitez y novedad de la puesta. Las mujeres disfrutamos de agruparnos. Somos escuchadas juntas o por separado, pero sabemos que juntos el camino es más ameno.

Georgina HassanGeorgina Hassan: Existen miles de ciclos donde sólo hay hombres y jamás se les pregunta por qué no hay una mujer. Creo que todo suena un poco encasillado, todos necesitamos ser escuchados y escuchar, necesitamos nutrirnos de otras voces, de otras experiencias. Hoy sucede entre mujeres quizás porque aún nos falta muchísimo para tener las mismas posibilidades que los hombres, y porque también es un momento donde necesitamos repensar lo femenino, justamente para sacarlo de la vitrina. O quizás el ciclo sucede porque sí, porque nos morimos de ganas de hacerlo [risas].

Carla Giannini: Por suerte existen muchos y variados ciclos que reúnen el arte de las mujeres. Seguramente todos tengan un camino en común. Pero así también cada ciclo tiene una búsqueda particular que lo hace único. Este transitar por el decir femenino, con intérpretes tan diferentes, hace que este ciclo tenga un relato muy rico en colores.

Como siempre sucede, el arte va siempre de la mano de los grandes cambios en la historia, va enarbolando las marchas y pintando con belleza cada una de las conquistas. La historia nos ha puesto en este momento en que es tan natural y a la vez tan necesario juntarse, para abrazarnos, para protegernos, para sembrar y cosechar, y por sobre todo para crear. No entiendo otra forma de avance que no sea juntas, y las artistas nos sentimos acompañadas y acompañando este ancho camino. Podemos seguir con la canción como camino solitario, pero hoy es tiempo de que suenen nuestras voces multiplicadas.

Las puertas se abren solas para dejar pasar aquello que tiene la fuerza de una verdad

–¿Qué cosas unen a las protagonistas y en cuáles se diferencian?

Flor Bobadilla Oliva: Nos une el lenguaje, la música. Nos diferencian las propuestas, los timbres de voces, los repertorios, las puestas.

Natalia Sordi: Hay repertorios musicales que son afines, pero si hay algo que une a estas artistas (paradójicamente) es la diversidad de sus voces, la diferencia de sus cantos, de sus modos de plantarse y expresar lo propio. Lo propio de cada artista no es unificable, y lo que va hilando las propuestas y hace las veces de eje de este ciclo es justamente eso: lo diverso.

Georgina Hassan: Somos todas mujeres autogestivas, generadoras, buscadoras, ávidas de aprender de nuestras compañeras, de probar cómo armonizan nuestras voces en el disfrute del canto colectivo. Nos diferencian también nuestras búsquedas, nuestras composiciones musicales.

Carla Giannini: Nos une el canto enraizado en este continente, nuestro amor por el canto originario. Nos une la dirección de nuestra canción. Y por supuesto la mirada femenina sobre todas las cosas. Y dentro de esa mirada está la mirada siempre única de cada artista, que trae como huellita casi invisible su propio camino.

Nosotras estaremos celebrando a Violeta Parra desde nuestra voz y desde nuestro decir más auténtico. Violeta en este ciclo no podía estar ausente. Ella fue la voz femenina en un Chile pacato y machista. Ella llegó con sus arpilleras y sus cantos a lo humano y lo divino, con sus cantaritos de Quinchamali y su poesía rota, con su voz de relámpago, a quedarse en nuestra canción, para seguir despertándonos la conciencia. Y para seguir siendo la llamita que nos enciende en este canto, tan tradicional y tan de avanzada a la vez; tan latinoamericano y tan pero tan universal.

–¿Qué repertorio piensan abordar? ¿habrá cruces de lenguajes artísticos?

Flor Bobadilla Oliva: El repertorio por fecha será variado: el folclore del mundo, pero esencialmente el folclore latinoamericano con sus decires, lenguas, dialectos, composiciones anónimas y propias que van a enriquecer el escenario de cada fecha. Habrá cruces e invitados muy interesantes.

Natalia Sordi: Habrá un repertorio basado en la música folclórica argentina y latinoamericana. Temas propios, además, con ritmos propios de estos géneros musicales y alguna que otra canción que no responda a estos estilos. Hay cruces de lenguajes artísticos, claro. Todas estas cantoras abren la puerta a estos cruces desde la voz principalmente, buscan influencias sonoras en los estilos y se dejan tomar por algo que las convoca. Así que serán conciertos muy ricos y enriquecedores.

Georgina Hassan: La idea siempre fue que cada una, en su concierto, tuviera la libertad de abordar el repertorio que quisiera. En mi caso estaré presentando mi cuarto disco, Madreselva, que salió hace pocos meses, pero en cada fecha habrá momentos donde crucemos nuestras voces y la elección será sorpresa, un momento único que se dará sólo en directo.

Carla Giannini: El cruce de lenguajes se dará de manera natural ya que todas venimos de un recorrido musical y poético diferente: Flor Bobadilla, Florencia Dávalos, Chiqui Ledesma, Paula Ferré, Norma Peralta, Dorita Chávez y yo traeremos nuestro amor por la inmensa obra de Violeta Parra, un recuerdo que incluirá –además de sus canciones– décimas, cartas y diversas piezas para guitarra.

–En cuanto a la situación de las mujeres en el ámbito de la música de raíz folclórica argentina, ¿notan un sesgo machista? ¿se perciben algunos cambios? ¿o existe también allí lo que en España se denomina “techo de cristal”?

Flor Bobadilla Oliva: Los cambios son lentos, pero progresivos. Todos nos criamos con un machismo machacando cualquier posibilidad de igualdad. El feminismo no tiene precedentes y está sucediendo como nueva forma de relación entre las personas, una forma sana. Falta tiempo para lograr la igualdad, pero estamos de a poco ganando lo que nos corresponde. Mientras tanto, hacemos, accionamos, nos reunimos, compartirnos, nos comunicamos, nos emocionamos y lo trasmitimos. Lo femenino es esencialmente todo lo que está ligado al arte, y está sucediendo.

Georgina Hassan: Como te decía anteriormente creo que nos falta mucho para poder matar esos pensamientos machistas que todas y todos tenemos. Creo que el techo de cristal existe, sigue sin haber equidad. Si miras un festival de música o ves la programación de una radio (las más grandes, sobre todo), verás que la mayoría siguen siendo hombres. Y vuelvo a plantear ¿por qué en esos casos nadie pregunta el motivo de la amplia presencia masculina? ¿Por qué cuando hay un encuentro de mujeres todas las preguntas giran en torno a por qué solo hay mujeres?

Carla Giannini: Hay que saber y tener bien en claro que somos tantas las mujeres decididas a poblar con nuestros sonidos el canto popular que, en este sentido, el arte no necesita esperar a leyes que las amparen para irrumpir, para hacerse notar y multiplicarse.

El gobierno actual ha cerrado puertas a nuestra música, hemos quedado bastante desprotegidos

Creo que hoy los cambios en la sociedad van más rápido de lo que podemos asimilar. Sin duda, en las letras, y en algunas concepciones de la cultura tradicional (sobre todo en los festivales) sigue habiendo un sesgo machista, lo importante y lo valioso es que hoy hay otros colores que ya no se pueden esconder ni borrar. Brotan por todas partes, y cuando esto sucede, no se puede frenar ni con códigos ni con represión. Las puertas se abren solas para dejar pasar aquello que tiene la fuerza de una verdad. Los cambios no se podrán limitar. Y como siempre sucede, no los sabremos analizar en esta contemporaneidad, deberán quedar para los ojos de los que vienen.

–Para finalizar, ¿cómo evalúan la situación actual de la música de raíz folclórica en la Argentina en relación a otros géneros populares? ¿Se advierten diferencias evolutivas o de difusión entre esos géneros?

Natalia Sordi: Hay diferencias, claro. Hay un desarrollo, un andar de la música en el tiempo que hace que los géneros se vean cuestionados en su estructura. Lo nuevo convive con lo tradicional, un género musical nunca desaparece. Hay confluencias, entramados, diálogos posibles entre un género y otro que van rompiendo los límites. Se van sumando, y eso hace a la música más rica. Me parece que la diversidad de la música no está en relación con la diversidad de géneros, sino en relación a su riqueza, a lo que pide una canción, una melodía, una trama sonora. La música es un arte maravilloso, también es portadora de una voz que expresa lo sensible con una diversidad de estilos.

Flor Bobadilla Oliva: La música es un lenguaje que trasciende barreras. El folclore, la canción y sus variantes avanzan a pasos agigantados. Es muy positivo saber que sostenemos los conocimientos de pueblos, y que a la vez nuestras voces también hablan, cuentan historias y realidades nuevas. Existimos muchas cantoras compositoras que fusionamos con el camino recorrido, el folclore de nuestras tierras y las nuevas composiciones con timbres tal vez no antes abarcados. Se advierten diferencias, por supuesto. La evolución es discutible, pero inevitable. La música sigue, somos nosotros los que desaparecemos. Cantar va a ser entonces brindar un puñado de nuestra raíz, como paso por esta existencia.

Georgina Hassan: La música no para, es como la naturaleza, por más que la destruyamos ella avanza, evoluciona, muta. Me maravilla descubrir siempre un compositor nuevo que continúa con el folclore desde su mirada, desde su sonido. La difusión es otra cosa, siempre ha sido difícil difundir la música que no es comercial, que no responde a las modas. Al mismo tiempo hoy existen herramientas para poder hacer que nuestra música llegue a todas partes. Aun así, yo sigo creyendo que un concierto o cualquier encuentro musical en directo es una experiencia necesaria e irremplazable.

Carla Giannini: Diferencias evolutivas, muchísimas. Fusiones, aperturas, libertad en las texturas, en las sonoridades, en las métricas… todo está permitido, por lo tanto, todo es cada vez es más rico y variado y a la vez más único en el lenguaje. Decir raíz folclórica, en primer lugar, es decir raíz de tu provincia, de tu país, y así también, de tu continente. Estos sabores hoy se mezclan en todas sus formas.

Ha ayudado muchísimo a esta libertad de miradas el que existan escuelas de música popular, con grandes maestros.

El continente viene cantando desde su origen en una zamba, en una chacarera, en una marinera, en un festejo, en una cueca, pero también desde las tímbricas que lo invaden y que lo trascienden a la vez. Todo se mueve y a la vez todo queda… y así la música de raíz folclórica es una cultura que se mueve en todas direcciones, pero a su vez con una raíz que la contiene.

Esto y la difusión lamentablemente no van de la mano. Cada vez tenemos menos espacios. El gobierno actual ha cerrado varias de las pocas puertas por donde se escabullía nuestra música, hemos quedado bastante desprotegidos. Por suerte existen grandes amantes de esta música nuestra que nos acompañan y nos hacen visibles, generando espacios para esparcir nuestro trabajo musical.

Aiche Ellas en la voz

Programa

Jueves 19 de abril, 21 hs. – Homenaje a Violeta Parra

Chiqui Ledesma, Dorita Chávez, Carla Giannini, Paula Ferré y Norma Peralta. Junto a Osvaldo Burucuá a la guitarra y José Balé a la percusión + Músicos invitados.

Jueves 17 de mayo, 21 hs. – Florencia Dávalos

Junto a Mario Gusso a la percusión, Pepe Luna a la guitarra + Músicos Invitados. Abre el concierto: Espiral de Mujeres Guitarristas: Laura Zilber, Soledad Lazarte, María Millán, Andrea Zurita, Agostina Elzegbe, Ana Larrubia.

Jueves 21 de junio, 21 hs. ­ Flor Bobadilla Oliva

Junto a Sebastián Luna a la guitarra, David Bedoya al cuatro venezolano + Músicos invitados. Abre el concierto: Dúo Color a Nuevo. Dúo de guitarras con Federico D´Attellis y Juan Pablo Esmok Lew.

Jueves 19 de julio, 21 Hs.­ Georgina Hassan

Junto a Pablo Fraguela en arreglos, dirección, piano y acordeón, y a Rafael Delgado al violonchelo + Músicos invitados.

Fotografías: Thami Viecielli

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.