Kroke: La música debe despertar emociones

06/03/2014 - Por Estera Jaros
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Su nombre en yídish significa a la vez Cracovia, la anterior capital de Polonia, y Kazimierz, el barrio judío de la ciudad. Ahí nació la banda excepcional de Tomasz Kukurba, Tomasz Lato y Jerzy Bawół. Aunque se les suele asociar con la música klezmer, su arte no se deja encerrar en ningún marco teórico. Ellos mismos prefieren definir su música como “la música de Kroke”. Para celebar su 20º aniversario los tres músicos graban el disco Feelharmony junto a la Sinfonietta Cracovia. Recientemente hemos podido verlos en vivo durante su gira por España.
kroke_out_of_sight

Pregunta: ¿En qué difiere Feelharmony de vuestros álbumes anteriores?
Tomasz Kukurba: La diferencia es fundamental. Sobre todo Feelharmony son las piezas que ya alguna vez habían sido grabadas y publicadas. Es una compilación para el 20º aniversario que incluye 10 canciones escogidas de toda nuestra obra y arregladas por Krzysztof Herdzin para la orquesta. Es una orquesta de cámara con instrumentos de viento, o sea, un poco más grande. Aparte de la Sinfonietta Cracovia han participado la cantante Anna Maria Jopek, Sławek Berny en la percusión, Krzysztof Herdzin al piano. Los discos anteriores siempre han sido algo nuevo. Aquí usamos la misma materia, pero interpretada de una manera totalmente nueva, como nunca antes habíamos grabado. Por la primera vez en la vida de Kroke grabamos un disco con orquesta.
P: ¿Significa cambios en vuestra carrera?
Tomasz Lato: Es más un resumen de todo lo que hemos hecho hasta ahora, así como una realización de nuestros sueños. Siempre solíamos grabar demasiadas pistas en el estudio y grabábamos la orquesta nosotros mismos. Ahora hemos podido colaborar con la orquesta Sinfonietta Cracovia, en la que yo y Kukuś [Tomasz Kukurba] tocamos hace 20 años. Entonces hemos vuelto a los viejos amigos y fue un placer para nosotros.
Aquí usamos la misma materia, pero interpretada de una manera totalmente nueva, como nunca antes habíamos grabado. Por la primera vez en la vida de Kroke grabamos un disco con orquesta.
 
P: Sois más famosos en España que en Polonia…
Tomasz Kukurba: Es verdad. Aunque ahora la situación en España es más complicada por la crisis, hubo años en los que hiciimos aquí giras de varias semanas tres veces al año. En España fuimos reconocidos bastante rápido en ciertos ambientes; lo facilitó Ramón Trecet de Radio 3, quien presentaba nuestra música y causó que en uno o dos años llegáramos al público exitosamente. En Polonia el proceso de entrar al mercado es más estable, aunque va progresando, especialmente en los últimos cinco años.
P: ¿Creéis que la música de origen judío no tiene posibilidad de éxito pleno en Polonia? ¿O es que los españoles aprecian la música folk más que los polacos?
Tomasz Kukurba: Acerca de la música judía, no buscaríamos este tipo de asociaciones. Más bien en un momento dado en España tocó los corazones de las personas y apreciaron nuestra música. Realmente gracias a Ramón que a menudo emitía nuestra música en Radio 3. En cuanto a la música folk, es un tema distinto. La gente quiere encerrarnos en unos marcos: ¿es música folk, jazz o de  algún otro estilo? Nosotros no somos ni lo uno ni lo otro. Es una mezcla de todo, creamos la cualidad nueva, porque queremos tocar “la música de Kroke”. Sobre la música folk en Polonia no podemos decir nada en el contexto de nuestra obra.
P: ¿Dónde os gusta más dar los conciertos?
Tomasz Lato: Cada país, ciudad, incluso cada sala de conciertos tiene su carácter propio. Las circunstancias de cada concierto causan sentimientos únicos en nosotros. En todas nos sentimos bien, solo que de manera distinta: es distinto tocar en un bar, en un festival o en una sala de conciertos. Nos adaptamos a estas situaciones y nos gustan los cambios.
kroke_out_of_sight-2 [250]
P: ¿Cómo compararíais el público español con el polaco?
Tomasz Lato: El público español es estupendo, está claro. Sin embargo, como hemos dicho, la actitud hacia nuestra música en Polonia está mejorando. Tan solo 15 años atrás la reacción en nuestros conciertos en Polonia era nula. Ahora es realmente genial. La gente necesitaba acostumbrarse a nuestra música, aprender a entenderla. Volviendo a tu pregunta sobre la música folk, antiguamente en nuestro país casi no había los festivales de folk que ahora se están desarrollando cada vez más. Por cierto, hace un tiempo tuvimos la oportunidad de tocar en el medio del bosque en la montaña y vino un montón de gente, una cosa que sería imposible 10 años atrás.
P: ¿Por qué la música judía? ¿Siempre habéis estado inmersos en ella o fue un descubrimiento?
Tomasz Lato: En realidad nosotros con la música judía, klezmer y todo lo que se asocie con esto hemos terminado ya hace mucho tiempo. Por supuesto no huimos de ello totalmente. Todavía estamos muy vinculados a la etnicidad de esta música, así como a la etnicidad de toda la música popular. Es la música más auténtica de todas las que se han creado hasta ahora. Se tocaba en vivo, en las ocasiones tanto tristes como alegres. Simplemente reflejaba la vida. Grabando nuestros dos primeros discos estábamos muy vinculados al antiguo barrio judío de Cracovia, Kazimierz. Sin embargo después nos distanciamos de ello para intentar hacer algo que sonaba en nuestras almas, o sea, mezclar la improvisación, las influencias del jazz, la música étnica: todo lo que escuchábamos y con lo que nos sentíamos realmente a gusto.
Tomasz Kukurba: Ahora, a veces actuamos en los festivales judíos, aunque los organizadores saben que no hacemos estrictamente este tipo de música. Nos invitan para añadir un toque diferente a un festival. Igualmente en los festivales del jazz, aunque no es lo que tocamos, la improvisación en nuestra música es tan vital que nos ajustamos también a este contexto.
Todavía estamos muy vinculados a la etnicidad de esta música, así como a la etnicidad de toda la música popular. Es la música más auténtica de todas las que se han creado hasta ahora. Se tocaba en vivo, en las ocasiones tanto tristes como alegres. Simplemente reflejaba la vida.
P: Habéis grabado discos y tocado en conciertos con infinidad de músicos y grupos. Puede que  prefiráis no responder la pregunta que os haré ahora, pero me atrevo: ¿con quién fue la colaboración más satisfactoria?
Tomasz Lato: Queremos responder a esta pregunta, pero no podemos decir que con una colaboración estábamos contentos y con otras no, porque a ninguna fuimos forzados. Tenemos la suerte de haber aceptado las invitaciones de otros músicos libremente y de haber decidido conscientemente qué proyectos íbamos a hacer. Además, cada proyecto que realizamos era totalmente distinto de los anteriores. El disco con Edyta Geppert es una poesía cantada, o sea, cierta forma teatral. Tocar con Nigel Kennedy fue una locura total, como le gusta a él. El disco con Maja Sikorowska es música griega, otra vez algo completamente diferente. Otras colaboraciones: Tindra -la banda folk noruega-, Anna Maria Jopek -la cantante jazz-, Diego Galaz, Amir John Haddad -los músicos españoles-. Todas estas aventuras musicales eran singulares, no se puede afirmar que una era mejor y otra peor. Cada artista nos inspira de una manera diferente, cada uno nos deja descubrir unas capacidades totalmente nuevas en nosotros mismos. Y eso nos da mucha felicidad.

kroke-19-2_01

P: Como está aquí Amir John Haddad, el músico invitado en vuestro concierto, aprovecho para preguntar cómo nació la idea de vuestra colaboración.
Amir John Haddad: Tuve el placer de que los amigos de Kroke me llamaron para proponerme que actuara con ellos. Nosotros nos conocimos en circunstancias interesantes: los músicos de Kroke tocaron una pieza compuesta por mí. Como teníamos amigos en común, también músicos, ellos nos ayudaron a establecer el contacto.
Jerzy Bawół: Por cierto, no actuamos hoy juntos por primera vez, ya hemos tocado juntos en Pirineos Sur en España y en el 13º International Oud Festival en Jerusalén. El próximo va a ser un concierto con Amir en Wroclaw, en Polonia.
Cada artista nos inspira de una manera diferente, cada uno nos deja descubrir unas capacidades totalmente nuevas en nosotros mismos. Y eso nos da mucha felicidad.
P: ¿Cuales son los demás proyectos en los que está trabajando Kroke?
Tomasz Lato: Actualmente hemos empezado a trabajar en un álbum nuevo de nuestro trío que pensamos terminar el año próximo, en eso queremos concentrarnos ahora. Además estamos grabando la música cinematográfica; antes de salir de gira hemos empezado trabajar en una película y probablemente en breve empezaremos la siguiente.
P: Encontré una opinión sobre vuestra música en la página web de Radio Szczecin. La organizadora de la Feria de Jacob, en la que dabais un concierto, dijo: “Es una música pegajosa, perfecta para las fiestas y ferias”.
Tomasz Lato: (Risas) Estas palabras pueden ser malentendidas, pero realmente fue un concierto maravilloso. La recepción del público fue genial, durante el concierto se mantuvo un silencio absoluto.
Tomasz Kukurba: Asociamos las ferias con la cerveza y el público hablador. De hecho, no nos ajustamos en un escenario de este tipo, como una banda de fondo para tomar una cerveza y bailar. Pero este concierto fue distinto, había asientos para el público, era como una sala de conciertos, pero al aire libre.
Tomasz Lato: La verdad es que la gente que expresa su opinión en varios medios necesita darse cuenta de que sus palabras pueden estar malinterpretadas, que hay que explicarse bien. Suponemos que la organizadora de la feria quería simplemente promocionar su evento y nuestro concierto allí.
la música debe despertar emociones. Eso es probablemente la respuesta a todo.
P: ¿Qué significado tiene para vosotros la música en general y vuestra música en particular? ¿Creéis que la música debe cambiar a la gente o emocionarla, o lo que realmente importa son las cualidades formales que posee?
Tomasz Kukurba: Lo que cada uno piense. Todos los músicos y bandas pueden tener sus intenciones, o una llamada “programación”. Si la tenemos nosotros es una pregunta difícil. Tocar es una enorme fuente de emociones, cuando tocas para alguien quieres mover sus emociones, quieres que te entienda. El músico habla, quiere llegar a la gente, pero eso no tiene que ser un punto de su programa.
Tomasz Lato: Diré sólo una cosa: la música debe despertar emociones. Eso es probablemente la respuesta a todo. Si no despiertan las emociones algo va mal. A no ser que se tate de música para ascensores
Fotos de Jacek Dyląg
Esta entrevista ha sido también publicada en Polaco

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.