La Romántica Banda Local

09/07/2012 - Carlos Monje
Vota
Comentarios: 5
Imprimir
romantica-banda-local

La Romántica Banda Local
Compañía Fonográfica Española 1978
Valoración: 5/5

La Romántica Banda Local fue un mágico eslabón entre las distintas corrientes de la música española, y más concretamente madrileña, de los años 70 y 80. No se trata de un eslabón perdido, sino muy al contrario, del eslabón que tendía un puente entre el rock urbano de finales de los 70 –tan denostado en la década siguiente- y la tan sobrevalorada movida madrileña. El grupo heredó también lo mejor de la canción de autor –sus letras son verdadera poesía, a veces irónica y a veces profundamente lírica- y la sátira de grupos como Las madres del cordero o los más rockeros Cucharada. Provenientes -como no- de ambientes universitarios, durante los últimos años 70 sus componentes participaban activamente en el colectivo cultural autogestionario “La Cochu” del barrio de Prosperidad.

Las primeras apariciones televisivas de La Romántica Banda Local se dieron en el mítico Popgrama que presentaban Diego Manrique, Moncho Alpuente y Carlos Tena. Sus conciertos eran maravillosamente teatrales, en ocasiones con una alta carga de improvisación en escena, lo que provocaba en ocasiones el desconcierto en las propias filas del grupo. Musicalmente amaban el folk, el flamenco y el rock, aunque su primer gran éxito se llamara No me gusta el rock.
El grupo grabó dos discos excepcionales e inclasificables. El primero se llamó La Romántica Banda Local, y el segundo, Membrillo, iba para disco doble, pero diversas circunstancias, tanto decisiones de la discográfica como tensiones en el propio grupo, provocaron que finalmente el disco fuera publicado como sencillo. También grabaron algunos temas de la banda sonora de la película estás loco Briones (Javier Maqua, 1980) y dejaron sin completar un tercer LP por su definitiva disolución.
El peso creativo del grupo corría a cargo del genial dúo formado por Fernando Luna y Carlos Faraco, ambos presentes en los mejores años de Radio 3, aunque fue Faraco quien desarrolló una carrera de varios años en esta emisora. Entre los músicos de LRBL encontramos al violinista Enrique Valiño, que posteriormente formó parte de Elementales y ha acompañado durante muchos años a Manuel Luna formando parte de La cuadrilla maquilera. También formaron parte del grupo Nano Domínguez al bajo, Jorge Mariano con las guitarras y voz, Santiago Herreros y Paco Beneyto a la batería o el también guitarrista Jorge Cabadas.
Centrándonos en sus discos, Membrillo era un disco más irregular, en el que se notaba ya el ocaso del grupo, pero aun así está lleno de joyas y obras de arte como la poética Julia:

“… Julia cambió de pronto el compás,
con ella fuiste entonces tan feliz como un niño,
hasta que su cuerpo por la avenida rodó,
por el mundo rodó,
dejándote la ausencia… “

Otra de las joyas de ese último disco fue el himno Los borrachos somos gente inquebrantable y la irónica Boquita linda, en respuesta a las críticas de algún conocido locutor de radio del momento.
Si Membrillo era un disco irregular, su primer trabajo, La Romantica Banda Local, fue una auténtica joya desde la portada, una preciosa pintura collage de Cesar Bobis, que recreaba la madrileña calle de La Palma, en pleno barrio de Malasaña, una pieza que algunos guardamos entre nuestros vinilos como el más preciado de los tesoros y un disco que para un chico de 16 años, como era yo, supuso descubrir que se estaban haciendo otras cosas y que las expresiones minoritarias escondían trabajos geniales y sorprendentes. Las canciones más conocidas de este disco fueron El bus, con la que todos los chicos nos sentíamos identificados cuando decía:

“Al anochecer,
cuando nos acoge la sombra de un farol
y  sólo los murciélagos velan nuestro amor,
te has de marchar, te has de marchar,
no hay una razón pero has, pero tienes que… Que volver a casa ya.
Y una vez más,
vemos llegar el voraz autobús,
te cobra once pesetas y te aleja de mí,
cruza Madrid, cruza Madrid,
largas calles con cielo gris y
te deja ya no lejos de tu portal.
Y miraré como te pierdes
entre el humo del escape del bus.
Y miraré como te pierdes
entre el ruido de la chapa del bus.”

 Y también el irónico himno No me gusta el rock, del que merece la pena leer entera su letra:

Sombra, mi hermano era una sombra,
transeúnte fiel de las sombras del tejado aquel.
Él, exiliado a voluntad con el gato del vecino,
Convencido de que a Occidente le huelen los pies
Es su antigrito preferido:
No me gusta el rock,
no me gusta el rock: ¡que me den música country, country!
Cientos, millares de individuos,
intentaron que depusiera pronto su actitud,
que abandonara su postura,
sus trenzas de vikingo
y el gran amor que sintió de joven por Charlot,
o su antigrito preferido:
No me gusta el rock,
no me gusta el rock: ¡que me den música country, country!
Sombra, mi hermano era una sombra,
que hace tiempo fue y se marchó sin decir ni mú.
El, exiliado a voluntad con el gato del vecino,
convencido de que a Occidente le huelen los pies.
Es su antigrito preferido: No me gusta el rock…

 Además de esas dos imprescindibles canciones, el disco contenía maravillas de poesía urbana como Cruzando Atocha o La estrella,
y canciones de amor sin igual como Si estuvieras aquí o Ana, el otoño:

Ana, el otoño
llegó tras irte tú.
Lo recibimos solamente
la ventana, el canario y yo.
Allí estaba mi impermeable
pero tus sandalias no.
Ni el amor de hojas marrones…
Llueven hojas y los geranios
se ponen el chaquetón.
Son las tardes grises
y el sol es medio marrón.
Fuisteis mi otra vida
tu amor, el Otoño y tú.
Te fuiste tú, quedó la Luna.
Te fuiste tú, Luna de Otoño.

Por todo ello, el primer disco de LRBL merece un lugar destacado en la memoria y en la historia de la música popular y el grupo merece ese rinconcito donde situamos a singulares e inclasificables artistas de culto como Veneno, Vainica Doble o Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán.

Hay 5 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  1. eva

    ¿Cómo se llamaba el programa de radio cuya sintonía era “El bus”? Yo era muy pequeña pero esa canción, de tanto oirla, se me ha quedado grabada. Gracias!

     
     
  2. Marc

    “Ana, el Otoño” es para mi una de las mejores canciones del rock progresivo español de todos los tiempos….un grupo iconoclasta, sin prejuicio alguno y sin duda de una calidad sin parangón.

     
     
  3. PYON ONO

    Qué voy a comentar yo que no hayas escrito tú, Carlos. Ese tiempo musical es una burbuja en la que, de tarde en tarde, de vez en vez, nos gusta meternos para olvidar la kaka del presente. ¡Larga vida al rock y al country!

     
     
  4. jose miguel

    Te falta Paco Beneyto, tambien a la Bateria.

     
     
    • Diariofolk

      Muchas gracias José Miguel, ya está incluido.

       
       

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>