Vientos de swing

30/06/2013 - Ana Blázquez
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Olé Swing - 28/06/2013
Tartan Roof, Círculo de Bellas Artes, Madrid
Olé Swing, una reciente formación compuesta por músicos muy experimentados e integrada por un violín, dos guitarras y un contrabajo, actuó en el Círculo de Bellas Artes dentro de la programación del ciclo Jazz Círculo, presentando los temas de Swing Ibérico, su primer disco.
Olé Swing. Foto: Carlos Monje

El planteamiento del grupo quedó claro desde el principio con una insólita versión en clave de tango El Emigrante, aquella canción que cantara décadas atrás Juanito Valderrama. A esta le siguió Échale guindas al pavo, esa imborrable melodía que nos persigue sin descanso. El caso es que este sorprendente repertorio suena francamente bien en manos de los cuatro valientes integrantes de Olé Swing, que han versionado nuestra controvertida memoria musical con gracia y buen hacer. Otros temas en la misma línea, como Te lo juro yo, Pena penita pena o España cañí, se han arreglado con acierto y carácter, envueltos en una ola de swing, enfebrecido jazz manouche y toques de tango.
La fuerza de este grupo reside en la calidad de sus componentes. Raúl Máquez es un violinista excelente y un sobresaliente improvisador con mucha personalidad. Lo bordó sin duda en piezas como Ojos verdes o La bien pagá, donde hizo casi cantar a su violín. Paco Rivas aporta el sello bluesero de su guitarra infalible, que se complementa a la perfección con el estilo más gipsy de Fernando Bellver, el otro guitarrista. Ambos ofrecieron dúos memorables en temas como Pena penita pena o La Giralda. Por último, el contrabajo de Gerardo Ramos marca el ritmo con un swing apabullante, haciendo honor al nombre del grupo.
Paco Rivas. Foto: Carlos Monje
La terraza del Círculo de Bellas Artes, un lugar espléndido en el que escapar de la dura canícula madrileña con las mejores vistas de Madrid, se ha revelado también como un escenario ideal para disfrutar de ese vicio que tanto nos gusta: la música en directo. A pesar de que el fuerte viento hiciera algunas travesuras con partituras y micrófonos, y de que las limitaciones de tiempo no nos dejaran disfrutar de un bis, la velada resultó de lo más recomendable. Para repetir.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.