Sonidos mestizos con el ritmo por bandera

19/03/2015 - Ana Blázquez
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Raúl Rodríguez - 18/03/2015
Sala Galileo Galilei de Madrid
Raúl Rodríguez entusiasmó al público que llenaba la sala Galileo en la presentación de Razón de Son, su primer trabajo en solitario, en el que recupera los ritmos africanos y americanos que se filtraron en la música popular andaluza en los albores del flamenco.
Raul Rodriguez

Bajo su imagen de flamenco de tablao, con pañuelo rojo al cuello, pelo engominado y chaleco ajustado, Rodríguez se aferraba a su tres flamenco, un instrumento híbrido entre el tres cubano y la guitarra flamenca que él mismo ha desarrollado y con el que obtiene un sonido característico y totalmente propio.

Rodríguez es un gran instrumentista -en su primer disco en solitario toca todos los instrumentos que aparecen- y un cantante con encanto, que seduce a pesar de no tener una gran voz. Personalidad no le falta, como queda patente en sus evoluciones sureñas y sensuales sobre el escenario. De tal palo tal astilla, porque Rodríguez es hijo de la cantante Martirio, quien por supuesto no faltó a la cita.

Los músicos que acompañan a Raúl Rodríguez no se quedan atrás y el repertorio del disco se engrandece en el directo. La guitarra diabólica de Mario Mas aporta el contrapunto perfecto al sonido del tres flamenco en grandes momentos de mano a mano entre ambos. El guitarrista catalán domina los códigos del género y tiene la versatilidad necesaria para este proyecto. En el bajo, el siempre solvente Guillem Aguilar, y en las percusiones Pablo Martín Jones, ambos escuderos habituales del maestro Eliseo Parra, refuerzan el sonido popular y de fusión, justo lo que necesita Razón de Son.

raul rodriguezSiempre con el ritmo por bandera, el músico andaluz presentó un repertorio basado en el flamenco primitivo de ida y vuelta, colonial y mestizo, con mayoría de composiciones propias, como el punto flamenco o la sonería -nuevas fórmulas híbridas creadas por Rodríguez-, algunos temas tradicionales, como una preciosa petenera de Veracruz, y una pieza de la gran compositora e intérprete cubana Marta Valdés, de la que supimos a través del músico que está escribiendo canciones nuevas a sus 80 años.

Durante el concierto, Rodríguez reivindicó la creación musical “reconociendo en nosotros mismos tantas pieles como sea posible” y la música en sí como “parte de la reapropiación del espacio público”. Tanto en su trabajo como en su presentación en directo, se aprecia de principio a fin este talante, además de un notable gusto por las cosas bien hechas. La influencia se extiende también a los músicos sobre el escenario, que enseguida se convirtió en una fiesta.

En una semana muy especial en Galileo, en la que también pasan por su escenario nada menos que Martirio, Kiko Veneno y Eliseo Parra, el sevillano nos regaló un superlativo derroche de energía y sonidos cruzados entre África, Cuba y Andalucía.

Intérpretes:
Raúl Rodríguez
: tres flamenco y voz
Mario Mas: guitarra
Guillem Aguilar: bajo
Pablo Martín Jones: percusiones

Fotos: Oscar Romero V.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.