Sendim, un festival en Tierras de Miranda

15/09/2013 - A. Alvarez Rodil
Vota
Comentarios: 2
Imprimir
XIV Festival Intercéltico de Sendim - 2/08/2013
Sendim, Portugal
Como cada primer fin de semana de agosto, el pequeño pueblo mirandés de Sendim espera al viajero interesado por el folk de referencia celta. El viaje merece la pena, no está lejos de Zamora y el ambiente que se encuentra es relajado y agradable, como dejó escrito el magnífico escritor Miguel Torga, “el que recorre Portugal de norte a sur puede quejarse de todo menos de los panoramas y mucho menos de sus gentes”, y así es.
mascara sendim2

El sol abrasa durante el día y huyendo rápidamente deja un frío intenso cuando los conciertos están ya en marcha. Hay que abrigarse, pero si no ha llevado abrigo no se preocupe, las pócimas mágicas y la sidra asturiana le harán entrar en calor.
La primera jornada empezó con el grupo portugués Andarilhos, con una puesta en escena más bien tradicional con viola braguesa, acordeón y percusión como cuerpo principal de su sonoridad. Es un grupo muy numeroso, nueve elementos bien afinados y de excelente sonoridad.
El segundo grupo en aparecer había creado ciertas expectativas. Ya el viajero pudo ver a uno de sus miembros, Ayko Obuchi, tocar el violín junto a miembros del grupo Jamie Smith´s Mabon en una improvisada jam sesión a la entrada de un café, con envidiable técnica y notable conocimiento del estilo irlandés. El violinista y los tres restantes miembros de su grupo Harmonica Creams hicieron las delicias del público. Al viajero le sorprendió la fuerza y el vigor de la interpretación, pero al tercer tema se derrumbó su sorpresa y dejó un vacío donde sólo pudo apreciar un sonido vacuo de melodías, puro juego de artificio. Venidos de País de Gales, los seis miembros de Jamie Smith´s Mabon dieron más sentido al gusto del viajero, muy bien en sonoridad con temas de la tradición y de composición propia. Llega el final pero no del todo, abandonamos el palco principal y nos adentramos en la remozada Taberna de los Celtas para beber, bailar y darle a la conversa…
Bien, hemos sobrevivido al viernes y al sábado, y con la comida casi en la boca, estamos citados en el coqueto Centro de Música Tradicional Sons da Terra, donde se guardan archivos sonoros, instrumentos, películas y demás fuentes del saber tradicional para solar deleite de quien quiera estudiarlos, y donde trabaja el director del centro y del festival, el señor Mário Correia, que hoy presenta su primera obra no musical, Pairavam abutres nas Arribas, y allí estamos puntuales. El libro tiene también como protagonistas a sus vecinos los cantantes, gaiteros o tamborileros, como en sus anteriores trabajos musicales o grabaciones, pero ahora se trata de esos años oscuros del final de los años treinta, cuando en España un general se sublevó contra el poder establecido democráticamente y devino en una guerra civil cruel como todas, que hizo que muchos españoles trataran de pasar a Portugal donde vecinos de estas tierras de Miranda vieron disturbada su vida al tener que tomar partido ante la presencia del hombre que venia del otro lado. Hermosa novela que en su presentación tuvo al hijo de Genaro, uno de los personajes de la novela, hoy gaitero, que todavía lleva en sus ojos la marca del dolor de su madre por tener que entregar a cuatro huidos de la represión española a las fuerzas portuguesas que los devolvieron a España, sabiendo al poco tiempo la desgraciada suerte que corrieron los muchachos.
Este acto y el siguiente gozaron con la presencia de Alipio de Freitas, ex sacerdote, un histórico de la permanente lucha de algunos valientes por la democracia -pensemos que tanto España como Portugal soportaron las más largas dictaduras que ha conocido Europa-. Según supo el viajero, la figura singular de Alipio da para un libro.
Tras la presentación en sociedad del libro, cafetito y corriendo a la Casade Cultura, donde hace dos años hubo una exposición de fotos y carteles de Zeca Afonso, nombre inolvidable tanto para los aficionados musicales de este y el otro lado del río. La casa acoge hoy un singular espectáculo a cargo de la Asociación José Afonso, titulado Canto de Intervençao, un espectáculo multimedia con proyecciones, canto y recitado, algo que maravilló al viajante, que vio con sana envidia como hay gente que sin monedas por medio trabaja por la difusión de los artistas que en un pasado no muy lejano, y un presente muy necesitado de ellos, dieron obras a la cultura popular en aras de la búsqueda de libertad. Entre otras muchas, sonaron canciones de Víctor Jara, Boris Vian, Bob Dylan, y por supuesto de los dos grandes vencidos prematuramente por la enfermedad, Adriano Corrreia de Oliveira y Zeca Afonso. Dio voz Ana Ribeiro, recitó y expresó con pasión Ana Afonso –esos ojos de Ana que tanto gustaron al viajero- presentó y narró Paulo Esperanza, y cantaron y tocaron Fernando Lacerda, Joao Martin y Miguel Marinho. Muchas felicitaciones por el maravilloso trabajo.
Sendim. fotografía Antonio Álvarez
El viajero salio a la tarde ya dorada y se dio una vuelta por la antigua y abandonada estación de ferrocarril, que luce sus restos orgullosa y solitaria. Parece que hay una inversión en ciernes para recuperarla, vale la pena.
La noche, no tan fría como la anterior, se vio amenizada en un comienzo con el grupo portugués Canto d´Aquí. Su nombre lo dice todo, pero cuando dicen “de aquí” se refieren al corazón, donde tienen como buenos agradecidos la figura de Zeca Afonso y por ello una buena parte de su repertorio son las canciones propias o tradicionales que interpretó este entrañable personaje. Buen trabajo el de este casi veterano grupo. Después salió al palco la estrella del festival, la excelente gaitera Susana Seivane. Hija de un artesano de gaitas, su música está delicadamente impregnada de la pura esencia tradicional y, aunque añade electrificación, por debajo corre la gracia ancestral, cosa que no se puede decir del grupo que cerró la velada. Antubel venía de tierras leonesas del bierzo, y aunque empezaron más o menos bien, su discurso se tornó simplón, vacío, una charanga que dejó al público al margen, bebiendo y hablando de sus cosas.
En fin, otro notable festival, y son ya 14, que terminó de nuevo en la Taberna de los Celtas, lugar de encuentro para calentar el cuerpo, y los más osados, a esperar las luces del nuevo día, Como dice su director “como nos gostamos de vos ver aquí”. ¡Felicidades!

Hay 2 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  1. Carlos

    Zeca Afonso reducido a “entrañable personaje”?
    Me quedo estupefacto…

     
     
    • antonio alvarez

      querido y extrañado amigo, no dudo que la mayoría de las gentes que leen este DiarioFolk saben de sobra quien es Zeca Afonso, por lo que -quizá que equivoqué- no vi necesario explayarme con el fundamental autor. A quien como tú se haya
      sentido menospreciado mil perdones, aunque sea de alquien
      que en su trayectoria con Ghaita le ha dedicado varias páginas y el máximo respeto. Para mi es “un entrañable personaje”.

       
       

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.