Noche de estándares con aire español

06/12/2012 - Ezequiel Regidor
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Chick Corea Trío - 06-12-2012
Auditorio Nacional de Música, Madrid
Poco a poco el Festival de Jazz de Madrid va llegando a su fin, y el domingo llegaba uno de los conciertos mas esperados, pues las entradas estaban agotadas desde hace días. Chick Corea suele ser un asiduo de los escenarios de la capital con sus diversos proyectos y en esta ocasión era turno para el formato en trío, acompañado por dos auténticos pesos pesados de la escena americana, Christian McBride en el contrabajo y Brian Blade en la batería.
Chick Corea

Chick Corea, mucho mas delgado y jovial que en otras visitas, inició la actuación con una delicada introducción a la que fue dando forma hasta dejar claro que se trataba del standard On Green Dolphin Street, que empezaron de forma sutil y que fueron subiendo en intensidad a medida que avanzaba la improvisación del pianista, cambiando Blade las escobillas por las baquetas. Christian McBride recibió una de las muchas ovaciones cuando realizó su primer solo, dejando claro que Ray Brown o George Duvidier son influencias muy marcadas y dando paso a Brian Blade, músico que no se limita a un acompañamiento tradicional sino que va mas allá, buscando el límite a través de angulosos ritmos.
En su primera parte el desarrollo del concierto sería similar al inicio, Corea jugando con una introducción hasta que sus dos compañeros se le unieran proporcionando un sólido acompañamiento para que el pianista improvisara sobre los acordes de los estándares escogidos, pues el set list se basó en canciones muy conocidas en el ámbito del jazz. Así interpretarían Alice in Wonderland, con un bonito arreglo, y en un ambiente mas latino una de las composiciones más conocidas de Corea, Armando´s Rumba, en la que la batería tuvo una gran presencia y recibió una de las mayores ovaciones.
La noche continuó con una elegante interpretación de Sophisticated Lady, composición de Duke Ellington, donde McBride tocó con arco la melodía, recordando al gran Jimmy Blanton. Thelonious Monk también tuvo su recuerdo por parte del trío antes de que se despidieran por primera vez. Aún no había pasado una hora y parecía un poco pronto para los bises. Sin embargo al ver a los técnicos reorganizar el escenario uno se daba cuenta de que la cosa no acababa aquí. Corea salió y presentó a sus “amigos españoles” Jorge Pardo y Niño Josele, con quien hace un mes estuvo actuando en el club neoyorkino Blue Note con motivo del 70 cumpleaños del pianista. Esta parte del concierto comenzó con un fragmento flamenco por parte de Niño Josele, que dió paso a una visión muy mediterránea del clásico My Foolish Herat, con intervención de Jorge Pardo en la flauta. Igual tratamiento recibiría Beautiful Love, reinventada rítmica y armónicamente introduciendo un vamp con aires flamencos al concluir cada vuelta. Tras un amago de despedida, los músicos regresaron para un bis que tratándose de Chick Corea uno sabe a ciencia cierta lo que va a sonar. Niño Josele con la guitarra interpretó el primer fragmento del Concierto de Aranjuez que como siempre da paso a Spain, en la que hizo cantar al público (Corea no se debe cansar de este “gag”) respondiendo a sus notas del piano.
Así el trío daba fin a su gira por Europa con la sensación de haber regalado una actuación correcta sin tomar demasiados riesgos, pero que a sus incondicionales pareció haberles dejado satisfechos.
 
Músicos:
Chick Corea, piano
Christian McBride, contrabajo
Brian Blade, batería

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.