Los hijos de Paco

02/03/2014 - Sergio Zeni
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Jorge Pardo, Josemi Carmona, Javier Colina y Bandolero - 1/03/2014
Café Central. Madrid
Jorge Pardo, Josemi Carmona, Javier Colina y Bandolero redondean un diálogo fresco entre el jazz y el flamenco.
Jorge Pardo

Texto: Sergio Zeni. Fotografía: Javier González.
Guiado por el sonido de la flauta de Jorge Pardo, el cuarteto abre fuego –en un Café Central colmado– con unas alegrías que traen a la memoria la figura de Camarón de la Isla. A partir de allí los cuatro músicos comienzan a enseñar las señas de identidad del grupo con la confianza de quienes se conocen bien y dominan un mismo lenguaje. Estamos, básicamente, ante una ampliación del Jorge Pardo Trío con la incorporación de Javier Colina, o si se prefiere un regreso a aquel cuarteto del saxofonista en el que el contrabajo estuvo en manos de Pablo Báez o Pablo Martín Caminero. La llegada del navarro se da con gran naturalidad. Además de haber compartido otros proyectos con cada uno de los miembros de la banda, Colina encuentra en esta propuesta esa misma impronta melódica que ha caracterizado a sus últimos trabajos y un territorio similar marcado por la convivencia del jazz con acentos flamencos y latinoamericanos (estupenda, por cierto, la versión que se marcan a poco de comenzar el concierto de Historia de un amor). La autoridad de los músicos en este terreno es magistral. Pardo y Colina tocan relajados, como en una cálida conversación entre amigos, dándole una aparente sensación de facilidad a todo lo que sale de sus manos. El exKetama Josemi Carmona exhibe sin adornos innecesarios el grado de madurez que ha alcanzado su guitarra, situada entre las mejores de su generación. Y José Manuel Ruiz “Bandolero” a la percusión, hace gala de un discurso que ha ido diversificando y enriqueciendo desde su dominio del cajón, enseña buenas ideas y una deliciosa complicidad con Colina. Posiblemente no haya mucha innovación en este jazz con aires flamencos amable, cálido, directo, perfectamente ejecutado y con gran protagonismo de los solos, pero el disfrute está garantizado. Así lo demuestra el público a medida que un tema va sucediendo a otro. Apenas han pasado unos días desde la muerte del gran Paco de Lucía y es casi inevitable echar la vista atrás y recordar aquel sexteto -con este mismo Jorge Pardo en sus filas- que hizo tanto por el acercamiento entre el flamenco y el jazz. Al fin y al cabo, en esto que escuchamos en el Central hay también una cuota de su legado. Pardo, Josemi, Colina y Bandolero son parte de su descendencia artística. De todos esos hijos que nos ha dejado Paco.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.