Las variaciones joteras de Carmen París

10/11/2014 - Estera Jaros
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Carmen París - 24/10/2014
Sala Galileo Galilei, Madrid
El público reunido en la sala Galileo Galilei vivió una noche repleta de los sonidos que coexisten armoniosamente en las composiciones del último álbum de Carmen París, “Ejazz con jota”. En el disco, reeditado este año, la cantante se aventuró a fusionar jazz y blues con la jota aragonesa y lograr uno de sus objetivos: internacionalizar la jota.
Carmen Paris

Para este fin, como explica la cantante, escribe sus textos en inglés imaginando cómo cantaría el Pastor de Andorra -aquel ilustre jotero que recorrió con su música medio mundo- si se hubiera quedado en los Estados Unidos con la orquesta de Frank Sinatra. De sus experimentos con los estilos norteamericanos nacen canciones inigualables como las que se pudieron escuchar en Galileo: jotas blueseras, jazzísticas, jotas gospel (Hija de la Gran Madre), jotas protesta (Little Chain of Gold), todo un reflejo de las inquietudes ideológicas y artísticas de la compositora. El repertorio incluyó una canción dedicada a la causa palestina -un poema turco traducido por la cantante al inglés-, así como algunas piezas en español: Jotera lo serás tú o Mucho ringo-rango, una explosión de energía cubano-aragonesa que animó al público y hasta levantó a una pareja a bailar en el espacio reducido de la sala.
Esta maravillosa cantante deslumbraría interpretando en cualquier lengua del mundo. Sin embargo, el inglés no enriquece sus canciones de ningún modo especial y quizá no es necesario recurrir a las traducciones para que sus letras sean entendidas en los Estados Unidos. La base instrumental, en las manos excelentes de Pepe Rivero, José San Martín y Antonio Miguel, refleja perfectamente la tradición aragonesa, ayudándola llegar a los corazones de los oyentes de culturas más lejanas. Pepe Rivero, un maestro de las mezclas jazzístico-cubanas, se encargó de la dirección artística de este espectáculo y brilló junto a la cantante, complementando su preciosa voz con pasajes intensos en el piano.
Carmen París ha probado que, sin ayuda de nadie, es capaz de crear un sentimiento de intimidad y familiaridad inmejorable con su público entregado. Acompañada por excelentes músicos, ofreció un concierto de la mejor calidad, emocionante y divertido. Su talento y naturalidad a la hora de comunicarse con el público son inmejorables.
 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.