Folk Segovia dio la salida al verano musical 2018

06/07/2018 - Ana Blázquez y Carlos Monje
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Folk Segovia 2018 - 28/06/2018
Segovia
Un año más, y van 35, se celebraba una nueva edición de Folk Segovia, uno de los festivales más importantes y prestigiosos del país, y sin duda el más interesante de la meseta. Como siempre, el interés no solo radica en la propuesta musical (variada y cargada de agradables sorpresas), sino también en todo lo que rodea a este mágico festival: El reencuentro con habituales llegados de toda la península, las actividades complementarias y el encanto sin parangón de la ciudad castellana.
Fork-Segovia-Gwendal4

Como todos los años, fuimos testigos de excepción de gran parte de lo que por allí fue sucediendo. El jueves, día anterior a nuestra llegada, había sido homenajeado de forma muy merecida el experto periodista y locutor de Radio 3 José Miguel López y Discópolis, su veterano programa que ha hecho y continúa haciendo mucho por difundir la música folk, aunque formando parte de su programación cada vez menos.

La parte musical corrió a cargo de Biflats, sugerente fusión entre una fanfarria balcánica y una cobla catalana. Nos contaron que el grupo puso patas arriba la Plaza de San Martín. Obligatorio seguirlos de cerca. También actuó, dentro de la coqueta Alhóndiga, el activista y cantautor norirlandés Tommy Sands, que recientemente nos emocionó con sus canciones cuando tuvimos la ocasión de verlo en San Sebastián de los Reyes.

El viernes calentamos motores musicales con las dulzainas de la Orquestina Plaza Castilla, capitaneada por ese “dulzainero mayor del reino” que es Fernando Llorente. La formación hizo un repaso por temas tanto tradicionales como populares y de la música clásica, pasados por el sonido de ese instrumento tan castellano.

El plato fuerte, al menos mediáticamente hablando, lo pusieron los veteranísimos Gwendal. Los bretones forman uno de los grupos míticos del folk y a ellos les debemos gran parte del enganche que sufrimos alguna generación de veteranos aficionados con estas músicas. Todo ello hizo que la Plaza del Azoguejo, con su impresionante acueducto como mágico decorado, se llenara a rebosar, tanto de aficionados “senior” que querían volver a escuchar sus canciones, como de chavales que nunca habían visto al grupo de Youenn Le Berre en directo. Podemos asegurar que los bretones no defraudaron en absoluto.

Fork-Segovia-Gwendal

Las jornadas sabatinas del festival suelen ser intensas hasta más no poder. Muchos lugares a los que acudir, muchas presentaciones a las que no conviene faltar -pues son fuente de sorpresas muy agradables-, muchos pasacalles con los que disfrutar y conciertos sin descanso en varios escenarios de la ciudad. Así, por la mañana asistimos a presentaciones de discos tan interesantes como el nuevo trabajo del grupo Aljibe y libros como el no menos interesante dedicado al bandolerismo en la música. Pero sobre todo asistimos a la proyección del documental “¡Folk! Una mirada a la música tradicional”, producido por Visual Creative y Plan Secreto y dirigido por el cineasta vallisoletano Pablo García Sanz, que hace un recorrido por la situación actual del folk y los distintos puntos de vista de sus protagonistas, desde un punto de vista “militante”. Y todo ello, dentro de un montaje muy interesante, unas imágenes llenas de belleza y una cuidadísima y emocionante selección musical.

Los conciertos se reanudaron por la tarde en La Alhóndiga con la actuación del joven grupo Alexánder Pewló Project y su música tradicional de Bulgaria, Grecia o Turquía, un gran abanico sonoro y un conjunto de virtuosos músicos que nos dejó un poco fríos.

Folk-Segovia-Vallarna

No ocurrió lo mismo con Vallarna, una formación que tiene un directo excelente, cuatro músicos de alto nivel y cuatro voces que, tanto de forma solista como con sus coros y juegos vocales, llevan su revisión del folclore cántabro y castellano a un terreno ganador pleno de intensidad y diversidad. Su último disco, Pimentón puro, ha recibido excelentes críticas poniendo de acuerdo a periodistas y público. Público que en el caso de Folk Segovia disfrutó mucho con el concierto de Vallarna y prueba de eso fue la cola que se formó al final para comprar sus discos.

Por la noche y dentro del precioso espacio de la iglesia de San Juan de los Caballeros, abrieron la velada musical las gallegas Cantareiras Xerfa y Xirifeiras. Componentes de la Banda de gaitas Airiños de Fene y bajo la dirección de Chus Niebla, Xerfa es un grupo de mujeres veteranas, mientras que Xirifeiras por el contrario es un grupo de jovencísimas cantantes.

Folk-Segovia-gallegas

Cada grupo con su propia personalidad y ambos con manejo de instrumentos domésticos (tablas de lavar, hoces de segar, azadas) y de percusión tradicional, ofrecieron un vistoso y sincero espectáculo que gustó mucho.

Cerró la noche el cuarteto de voces búlgaras Slavey, con su repertorio de música de su país además de canciones religiosas rusas e incursiones en compositores clásicos. Si durante su actuación conquistaron al público con la belleza de sus interpretaciones y de sus voces, acabaron metiéndoselo en el bolsillo con la sorpresa de cantar la famosa -sobre todo en esta ciudad- jota La chica segoviana, que tan popular hizo el grupo Nuevo Mester de juglaría.

folkSegovia-bulgaras

Tanto sábado como domingo, las calles se llenaron de música con los pasacalles a cargo de Ronda de Los Llanos, Banda de Gaitas Airiños de Fene, Ángel Rufino de Haro “El Mariquelo”, Fiestas de las Candelas de El Casar, Pifaradas de Álvaro Pessoa, Leokadisti Txistu Taldea y Marijab.

pasacalles-gallegas

Para el domingo por la tarde, quedó la actuación del grupo segoviano A Traqué Barraque, con su propuesta tradicional y de creación propia, que cerró la programación segoviana de 2018.

Si años atrás tuvimos serios temores de que el festival fuera barrido por la crisis, ahora por el contrario estamos seguros de que, si mantiene una programación tan atractiva y variada, dentro de su humildad y sinceridad, este festival estará en marcha hasta que su organizador Jaime Lafuente quiera mantenerlo en pie. Nosotros deseamos que sea por mucho tiempo.

Fotos: Carlos Monje

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>