FIMPT de Vilanova: más preguntas que respuestas

19/06/2019 - Ferran Riera
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
FIMPT Varios - 19-06-2019
Vilanova i la Geltrú
Una vez clausurado el 39 Festival Internacional de Música Popular i Tradicional (FIMPT) de Vilanova i la Geltrú con un resultado más que irregular, cabe preguntarse: ¿Qué futuro le espera a este certamen?
guillem anguera

Guillem Anguera

Celebrado entre los días 14 y 16 de junio, el certamen ha tenido algunos momentos buenos, incluso muy buenos, y otros más bien interesantes, o que en todo caso han cumplido con su función de relleno del cartel. Porque el gran problema del FIMPT es que desde los años de la crisis, y de eso ya hace más de una década, viene sobreviviendo con un presupuesto ajustadísimo, casi no cuenta con promoción alguna, ni institucional ni mediática, y la gente ha ido dejando de interesarse por sus conciertos y demás actividades.

Así pues, el festival más veterano del Estado español en cuanto a la oferta de músicas del mundo -de hecho se creó cuando este término ni siquiera existía-, languidece por la desidia de su propio promotor, un ayuntamiento local que nunca ha acabado de entender su auténtico sentido, por mucho que su último director artístico, el músico Jordi Paulí, se esfuerce por presentar una programación mínimamente digna. Por cierto, que un Paulí bastante quemado ya ha anunciado que deja el cargo para volver a dedicarse a lo suyo -es sonador de tenora-, después de cuatro ediciones con las que ha insuflado un poco de ánimos a la convocatoria, aunque ni mucho menos han sido suficientes para recuperar el espíritu de años anteriores.

El 39 FIMPT comenzó de forma irregular y así fue como discurrió buena parte de su singladura. El concierto inaugural del Teatre Principal protagonizado por la Cobla Maricel, dirigida por Francesc Gregori, junto a la pianista Anna d’Ivori i las sonadoras de gralla, flabiol y cornamusa Cristina Boixadera y Marta Pujadas, pretendía ser un homenaje a la función de la mujer en la música, pero se quedó a medio camino, lastrada por un repertorio algo incongruente en el que las canciones y los bailes tradicionales catalanes se entremezclaban sin demasiado sentido con piezas como la Marcha de Sacco e Vanzetti, de Ennio Morricone, mientras la bailarina Angie Mas se pasaba más rato arrastrándose por el suelo que danzando puesta en pie.

Ya por la noche, en la Plaça del Port, un clima ciertamente frío que no invitaba a disfrutar de la música, vino a rematar la desidia con que los vilanovinos suelen rechazar las convocatorias que tienen lugar en el litoral de su propia población, de forma que el espacio quedó algo desangelado durante la primera actuación, a cargo de Guillem Anguera. Este acordeonista, notablemente influido por Kepa Junkera, se presentó al frente de un sexteto de los más profesional, al que se añadió otra media docena de invitados -chelo, cornamusa, voz femenina, saxo y hasta una txalaparta de cristal- que contribuyeron a animar la sesión. Y a continuación se presentó la propuesta más exitosa del festival, la Amsterdam Klezmer Band, un sexteto holandés que puso a bailar al personal con su creativa interpretación de la música tradicional de los judíos centroeuropeos, conjugada con una mezcla de fiesta y nostalgia, de brass band y orquesta zíngara, liderada por un trío de vientos -trompeta, trombón y clarinete- sencillamente insuperable.

Miquel-Gil-©Eva-Balcells

Miquel Gil

Al día siguiente, en el mismo recinto, y de nuevo con un ambiente algo frío, actuó en primer lugar la supuesta estrella extranjera, el esloveno Magnifico, un cantante y guitarrista con pinta de concursante de Eurovisión, o de vocalista de la orquesta de un crucero, que sorprendió con su curioso concierto en el que se alternaban las tonalidades balcánicas con los ritmos funk y los aires del pop de los años sesenta, como Ya Mustapha, un añejo tema egipcio que José Guardiola versionó en castellano. Afortunadamente, el saxofonista y el trompetista de la banda salvaron con sus intervenciones un concierto que alternó los momentos de gloria con los de naufragio. Y coincidiendo con la medianoche llegó el turno de La Puça, un sexteto del Empordà que hizo lo que pudo para animar al público con su folk inspirado principalmente en la tradición irlandesa y con algunos de matices de pop, rock y reggae.

El domingo 16 por la tarde la acción del FIMPT se trasladó a la céntrica Plaça de la Vila, donde tuvo lugar una doble sesión dedicada a la canción de raíz tradicional, que abrió Clàudia Cabero, ganadora del último concurso Sons de la Mediterrània. Acompañada por una guitarrista y un bajista y valiéndose de un looper con el que sampleaba su voz, la joven vocalista alternó las fases jazzísticas, incluso las más experimentales, con las de raigambre popular, así como con el fado y con las composiciones propias, en un recital con altibajos en el que faltó que asumiera su papel de protagonista en lugar de refugiarse tras los micros, los chivatos y la plataforma donde tenía sus aparatos de grabación.

Por último, el valenciano Miquel Gil reapareció en el festival donde hace ya veinte años dio a conocer su sueva y fructífera etapa como solista, presentando su nuevo disco tras unos cuantos años de silencio. Geometries es el título de este trabajo con el que el exmiembro de Al Tall insiste una vez más en su línea de adaptar poemas ajenos -y algunos, también propios- a unas músicas de reconocida raíz mediterránea. Entre sus acompañantes, destacó, como siempre, el multiinstrumentista Eduard Navarro.

Y ahora, una vez finalizado el 39 FIMPT, y con el consistorio de Vilanova i la Geltrú recién estrenado, cabe preguntarse la pregunta del millón: ¿Habrá cuadragésima edición? Y si es así, ¿será organizada con todos los honores que merece semejante conmemoración? ¿O de nuevo será una convocatoria otra organizada por inercia para salir del paso? Con la elección de la nueva dirección artística, que no debería tardar en producirse, empezarán a despejarse las dudas.

 

 

 

 

Etiquetas:
 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.