Dee Dee Bridgewater, una mujer de muchas pieles

15/11/2017 - Ana Blázquez y Carlos Monje
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Dee Dee Bridgewater - 14/11/2017
Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa, Madrid
La cantante Dee Dee Bridgewater (Memphis, 1950), una de las grandes damas del jazz de las últimas décadas, visitó Madrid dentro de la gira de presentación de su nuevo disco, con todo el aforo vendido desde semanas antes. Bajo el título Memphis... Yes, I'm Ready, este trabajo es un homenaje a la radio que conformó su memoria musical, con la que la cantante descubrió la música que ha influenciado su carrera: los grandes del blues, el soul, el rhythm and blues, el jazz...
dee dee 2

Hacía tres años que Bridgewater no pasaba por Madrid y todo estaba preparado en el escenario para recibirla como a una diva: un ramo de flores, una jarra de agua, un termo misterioso -que quizá contenía algún elixir mágico, a juzgar por la energía que desarrolla la cantante- y, en sus puestos, los seis miembros de la Memphis Soulphony. Para colofón, una presentación ampulosa a cargo del teclista Dell Smith, seguida de potentes sonidos de soul y rithm and blues para calentar los corazones del público madrileño. Y Dee Dee hizo su aparición con sombrero y gafas, como una estrella.

La voz dotada y llena de oficio de la cantante dio vida a Born Burnt Biscuits, Going Down Slow, Giving Up o Can’t Get Next To You, entre largas parrafadas en las que explicaba con entusiasmo y teatralidad cómo transcurría la vida en su ciudad natal, bajo la omnipresencia de la radio y la música negra. No faltaron en sus relatos reivindicaciones de los derechos civiles, feministas y sociales, en las que la alegría anterior se transformó en gravedad y rabia, mientras de su atuendo desaparecieron sombrero y gafas para mostrar su cabeza afeitada.

dee dee 1

A estas alturas ya se habían incorporado Monet Owens y Shontelle Norman, las dos coristas que completaron la banda durante el resto del concierto. Y con ellas sonaron los grandes temas de Al Green, Ann Peebles, Bobby Blue Bland, Otis Redding, Big Mama Thornton, Tina Turner o Elvis Presley -a quien imitó con mucha gracia-, con memorables momentos, como la emocionante interpretación a tres voces de Why? (Am I treated so bad), que popularizaron The Staple Singers, y sobre todo B.A.B.Y., de la estrella del soul Carla Thomas.

Bridgewater escenifica las canciones, les da vida y las llena de sensualidad, reivindicación o emoción, según conviene. El escenario es suyo y en él demuestra su dominio del espectáculo, como en el momento en el que puso al público en pie para bailar y cantar con B.B. King y su You Know I’m Free, Baby. Queda claro que no es una mujer común y que posee muchas pieles, todas curtidas y emocionantes.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>