Barron y Holland. Hijos de la vieja escuela

07/08/2015 - Pablo Terés
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Kenny Barron & Dave Holland - 04-08-2015
Jamboree Jazz. Barcelona
Con una seguridad pasmosa el dúo firmó cuatro pases de ensueño en la intimidad del Jamboree. Dos noches de lujo en el XIII San Miguel Mas i Mas Festival.
Kenny Barron

Se conocen desde hace ya tiempo (en 1985 grabaron juntos Scratch junto a Daniel Humair), pero no es hasta 2012 cuando el pianista y el contrabajista comenzaron a trabajar en este proyecto que les abriría las puertas de numerosos festivales de jazz y les llevaría a registrar el aplaudido The Art Of Conversation (2014).

Ambos son hijos de una generación irrepetible de músicos de jazz. Desde un territorio más cercano al mainstream, Kenny Barron comenzó a grabar a finales de los sesenta, destacó especialmente en los ochenta con sus tríos, sólidos y bien engrasados (como aquel con Buster Williams y Ben Riley), y sorprendió a todos con el excelente álbum doble People Time (1992), a la vera de un crepuscular Stan Getz. Otra joya a dúo en su discografía es The Night And The City (1998), un exquisito directo con el malogrado Charlie Haden. Sus registros incluyen sesiones con personalidades de la talla de Ella Fitzgerald, Dizzy Gillespie, Joe Henderson, Freddie Hubbard, Bobby Hutcherson, Booker Ervin, Yusef Lateef, John Hicks, John Scofield, Ron Carter, Roy Haynes y Elvin Jones.

Dave Holland, por su parte, tiene una trayectoria más ecléctica a sus espaldas y con una mayor implicación en el jazz de avanzada. Comenzó a grabar nada más y nada menos que sustituyendo al bajo a Ron Carter en el quinteto de Miles Davis de finales de los sesenta. Filles de Kilimanjaro, In A Silent Way y el mítico Britches Brew lo lanzaron a la escena internacional. En los setenta comenzó una fructífera colaboración con el prestigioso sello ECM que se prolongaría durante más de treinta años. Allí alumbró excelentes trabajos como Conference of the Birds (1972), Question And Answer (1990), con Metheny y Haynes, y los brillantes discos al frente de su quinteto. Sus colaboraciones comprenden grabaciones junto a Anthony Braxton, Chick Corea, Sam Rivers, Tomasz Stanko, Kenny Wheeler (a quien le dedicó Waltz for Wheeler en The Art Of Conversation), John Scofield, Bill Frisell, Elvin Jones y Pepe Habichela entre otros.

En su regreso a la Ciudad Condal (en noviembre actuaron en la Sala Barts dentro del 46º Festival de Jazz de Barcelona) el dúo volvió a enseñar su capacidad para crear esas atmósferas intimistas y relajadas en las que sus integrantes dialogan distendidamente, con maestría, haciendo que lo difícil parezca una cálida conversación entre amigos, esta vez en el ambiente insustituible de un club de jazz (un espacio cultural a proteger).

Con un rodaje que ha ensanchado su repertorio y les ha conferido una seguridad insultante, Barron y Holland interpretaron en el primer set del martes seis composiciones extensamente desarrolladas más un bis. Comenzaron delicadamente, como convocando al silencio, con The Oracle, la deliciosa balada de Holland que abre el disco y brillaron especialmente en composiciones como la parkeriana Segment, What If?, de Barron, la ensoñadora In Your Arms o, ya en el final, la clásica Beautiful Love.

Inspiración, complicidades, elegancia, libertad, equilibrio, relevos, llamadas y respuestas, improvisaciones… Una lección de jazz deliciosa y cercana en la que Barron y Holland parecieron sintetizar, en cada tema, toda la música que alimentó sus largas travesías. Una de esas noches en las que las estrellas parecen estar al alcance de la mano.

Foto: Kenny Barron en el Jamboree por Antonio Narváez Dupuy.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.