Aquí, un amigo

17/08/2014 - Juan Ramos
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Benny Golson - 08-08-2014
Jamboree Jazz. Barcelona.
Benny Golson, veterano saxofonista tenor y compositor de clásicos del jazz como "I Remember Clifford", "Stablemates", "Killer Joe" o "Whisper Not" hizo de cada uno de sus conciertos en el Jamboree una afable reunión de camaradería.
IMG_4677 Benny Golson 250

“Mi esposa siempre dice que yo hablo demasiado –confesó Benny Golson con una sonrisa cómplice-. Pero esta noche ella no está aquí”. Con estas palabras comenzó el gran jazzman de Filadelfia el segundo de los cuatro conciertos que ofreció en su regreso al Jamboree. Relajado. Simpático. Coloquial. Sentado, con su saxofón  sobre las piernas, Golson fue narrando sin prisas, con gracia y lujo de detalles, las circunstancias que le llevaron a componer “Killer Joe”, el primer tema que interpretaría en una contagiosa versión en compañía de un más que competente trío local formado por Joan Monné (piano), Ignasi González (contrabajo) y Jo Krause (batería).
Así fue transcurriendo la noche, en una divertida alternancia de deliciosos monólogos (como ese en el que nos recordó cuando a su amigo John Coltrane y a él, siendo dos jovencitos, les expulsaron de un grupo por no tocar lo suficientemente bien) y grandes standards que animaron la conversación entre los músicos: “Mr. P.C.”, “Confirmation”, “Now’s The Time”… Alguien podrá pensar: “Ya, otra vez las viejas batallitas del veterano y sus socorridos caballitos de batalla…”. Pero la verdad es que en manos de Golson todo cobra una dimensión diferente. Sus anécdotas son deliciosas y cuando se escucha su saxofón ocurre algo mágico, de pronto uno se da cuenta de que cada fraseo encaja como un guante con esas vivencias de las que nos estuvo hablando cinco minutos antes. Ahí tienes a un pedazo vivo de la historia del jazz abriéndote la puerta de su mundo con la cordialidad de un viejo amigo, compartiendo contigo sus historias, haciéndote palpar una música que supo brillar en los años más creativos de este género. Todo eso mientras tú, a un par de metros, saboreas una copa, sonríes ante sus ocurrencias y te quedas impresionado al verlo tocar con esa vitalidad a sus 85 años. ¿Qué más se puede pedir?
Foto: Benny Golson por S.Z.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.