Amor, humor y poesía con Javier Ruibal

11/03/2014 - Ana Blázquez y Carlos Monje
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Javier Ruibal - 3/03/2014
Café Central. Madrid
La presencia de Javier Ruibal y su banda en el Café Central va camino de convetirse en una de las citas periódicas más sabrosas de la escena madrileña. En esta ocasión, el cantautor acudió a la veterana sala llevando bajo el brazo su flamante nuevo disco, titulado Quédate conmigo.
Javier Ruibal

Fotografías Carlos Monje
Las citas del Central tienen siempre su atractivo, pero la semana de Ruibal prometía ir más allá. Aunque nos gusta el Ruibal que llena salas grandes, coreado por una legión de miembros entusiastas de la tribu ruibalista, la cita del Central tenía el encanto de las distancias cortas, esas que el cantautor maneja como nadie. Y cuando abrió el concierto en solitario con una magnífica versión de Sueño que te sueño, el ambiente presagiaba ya el lleno total que iba a darse durante toda la semana.
Después de este aperitivo, se fueron sumando al escenario los músicos que acompañan al cantautor en este proyecto y que grabaron el disco con él: José Recacha a la guitarra, Miguel Ángel López en el piano y Javi Ruibal en las percusiones. Los tres músicos componen una banda bien engrasada que respalda al maestro dejando momentos memorables.
Javier Ruibal y José Recacha
La receta de Ruibal no es sencilla. Letras con mucha chispa que hablan de amor y sociedad a partes iguales se tiñen de inspiración flamenca, morisca, bluesera y rockera, aderezada con una pizca de murgas gaditanas. Canciones espléndidas como Los mares del surf, una divertida denuncia de la especulación urbanística en la costa, o la delirante Cine Macario, dieron paso a maravillas como Viñera de postín, un emotivo homenaje al humilde barrio gaditano de La Viña. Las canciones del nuevo trabajo también dejaron espacio para los temas de siempre, esa colección de himnos marca de la casa, como Ave del paraíso, La rosa de Alejandría, La flor de Estambul o Pensión Triana y su nueva secuela, Los huérfanos de la pensión Triana.
Supo Ruibal elevar el tono de la noche hasta hacer aplaudir a rabiar a los habituales turistas despistados, que llegaban al Central en busca del jazz que prometen las guías turísticas y se encontraron con una oferta tan personal y distinta como la del cantautor andaluz.
Javier Ruibal se ha lanzado a la producción independiente con este trabajo, elaborado con mucho mimo. “Lo que ha regido por encima de todo es el afecto de los músicos. El productor es mi hijo y todos son amigos, gente muy querida”, nos contaba el cantautor tras el concierto. “Se tocan muchas llagas en el disco, pero sin echar vinagre ni tapar la realidad con canciones. El dolor es colectivo, todos sabemos lo que nos pasa, y mis canciones pretenden aliviarlo por la vía del amor y del humor”. Nosotros damos fe de que lo consigue.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.