Amanecer latino en los anocheceres de Pirineos Sur

22/07/2017 - Ferran Riera
Vota
Comentarios: 16
Imprimir
Varios - 17/07/2017
Pirineos Sur. Salent de Gallego (Huesca)
El inicio de XXVI Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur, que se celebra desde el día 14 en el Pirineo de Huesca, no ha podido ser más prometedor, ya que su primer fin de semana se saldó con una notabilísima asistencia.
pascuala llabaca (Copiar)

los cuatro conciertos programados en el auditorio natural del pantano de Lanuza -“Homenaje Flamenco a Leonard Cohen”, Diego el Cigala, Franco Battiato y Bozo Vreco- obtuvieron una cifra de público muy superior el esperado, ya que normalmente las sesiones iniciales del certamen, que se desarrolla hasta el día 30, suelen ser la más flojas.

Este clima de optimismo se vio confirmado el lunes 17 por la noche en el recinto de los Mercados del Mundo, instalado en Sallent de Gállego, con la actuación de la Orkesta Mendoza, que abría el mini ciclo Amanecer Latino, dedicado a las propuestas emergentes hispanoamericanas. Allí, ante un millar de personas, esta formación de Tucson (Arizona) demostró que es una fiel y prometedora continuadora de la interesantísima saga musical iniciada allí mismo por Giant Sand y Calexico, en su afán por fusionar los ritmos de ambos lados de la frontera entre los Estados Unidos y México con una ensalada en la que se combinan el rock con la cumbia, el mambo con el bogaloo y la guaracha con la psicodelia y la marcha surfera. Para redondear la jugada, el grupo ha fichado recientemente al extraordinario y carismático cantante Salvador Durán, que da mucho más empaque al proyecto del multiinstrumentista Sergio Mendoza.

Al día siguiente, por la tarde, en el polideportivo de la misma localidad pirenaica, y en un ambiente más intimista, se presentó la cantautora chilena Pascuala Ilabaca junto al grupo Fauna. Con un repertorio en el que entremezcló los temas de su paisana Violeta Parra, de la que este año se cumple el centenario de su nacimiento, y su propias composiciones, Ilabaca se movió por los terrenos del folk autóctono, el pop, el jazz y la canción de autor, con su peculiar aire infantil y su disponibilidad para bailarlo todo. Lamentablemente, un problema con el sonido obligó a paralizar el concierto durante un buen rato, lo que constituyó un lastre que costó superar, aunque al final la chilena consiguió que el público se levantara de sus asientos para acompañarla en sus contagiosas danzas.

Ya por la noche, de nuevo en el escenario de Mercados del Mundo, surgió la primera sorpresa del festival, en este caso negativa, muy negativa. Porque el grupo argentino Kumbia Queers es una parodia pachanguera de mínima calidad, no apta para un acontecimiento de la categoría de Pirineos Sur. Con unas voces desafinadas y una instrumentación que daba el protagonismo a unos teclados de una chica que debía ser manca, ya que los tocaba con una sola mano, y que debía haber aprendido a hacerlo en un curso por correspondencia, la formación demostró que para destacar no basta con tener un  discurso izquierdista y feminista si en el fondo practica una música del todo conservadora y machacona, o sea, completamente de derechas.

Y el miércoles llegó la lluvia, aunque lo hizo con cierta parsimonia, ya que cayó un primer chaparrón justo antes de empezar la sesión y otro justo cuando llegaba el turno de los bises, lo cual provocó un notable enfriamiento en el espacio de los Mercados del Mundo, ya que hay que tener en cuenta que Sallent de Gállego se halla a 1.200 metros de altura. Así pues, el concierto afectado sólo a medias fue el de Ifé, un curioso combo de percusionistas de Puerto Rico que mezcla la tradición afrocaribeña yoruba con la tendencias electrónicas más en boga, y llenando sus tambores y sus congas de loops y dispositivos sintetizados. Dirigida por el sacerdote orisha Otura Mun, la banda ofreció un recital de tintes más bien pausados, con cierta orientación hacia el ambiente chill out y con un indudable poder hipnótico, pero algo falto de sentimiento, de compás, de feeling salsero.

ife (Copiar)

El jueves 20, en torno al mismo escenario sallentino se congregó algo más de un millar de personas de todas las edades para asistir al concierto de Systema Solar, un grupo colombiano que presenta la siguiente alineación: dos raperos, un percusionista, un disc jockey y un video jockey. Con tal formación, el quinteto desarrolló una frenética y agotadora sesión de lo que ellos mismos definen como “berbenáutica”, es decir una auténtica fiesta basado en los ritmos de la cumbia –otra vez-, el guaguancó y otros bailes similares, pasados todos ellos por la batidora electrónica del sound system y el hip hop. El público se lo pasó en grande, niños incluidos,  pero a uno, la sesión le dejó la triste impresión de que la gente cada vez se conforma con menos, ya que en estos casos suele producirse la siguiente ecuación: cuanta más juerga, más jaleo y más barullo, menos música.

Al día siguiente, viernes, tras la actuación del argentino Simja Diujov en los Mercados del Mundo, la actividad del festival Pirineos Sur se trasladará al auditorio natural del pantano de Lanuza, donde actuarán los hermanos portorriqueños Ile y Residente, ambos miembros del grupo Calle 13. Y al día siguiente, después del concierto previo de la Ukelele Clan Band, el certamen acogerá una de sus sesiones más esperadas, con pleno protagonismo africano: la banda maliense Tinariwen y el cantante senegalés Youssou N’Dour.

Fotografías: Pirineos Sur

Hay 16 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  1. Manuel

    Que anticumbia resentido amargo el que escribió la nota, divertite un poco cheeee que la vida es una sola y hay que pasarla piola

     
     
    • Juan García

      Difícil aguantar –¡ya no digo divertirse!– un producto tan nocivo para la salud mental. Precisamente como «la vida es una sola» hay que huir de estos montajes nefastos. ¡No sé que crítico musical podría elogiar un invento tan deleznable!

       
       
  2. Soy el baterista de Def Leppard, desgraciadamente perdí un brazo en un accidente y reírse de un artista que toca con una sola mano ( cuando podría ser una virtud además!) Es algo realmente indignante, no sé quién es este Sr pero su crítica excede ampliamente lo artistico para meterse en terrenos pantanosos, evidentemente carga con algún resentimiento q descarga en su crónica. Aguante la cumbia!!!

     
     
  3. Beethoven

    Por lo visto uste no ha estudiado ni siquiera por correspondencia, patético su intento de periodismo!

     
     
  4. Diariofolk

    Gracias por vuestros comentarios.
    Desde Diariofolk queremos recordaros que las opiniones de los artículos son exclusivamente de quien los firma y no siempre coincidimos con el redactor.

     
     
  5. Coretres

    Flor Linyera toca solo con la derecha porque con la izquierda necesita ir apartando salpicadas de eyaculaciones mentales como las de este señor

     
     
  6. elara83

    El festival una pasada, increíble la música y el conjunto de culturas que ha pasado por los escenarios. Lástima que todo se opaca por un periodista mediocre que no sabe escribir ni respetar ritmos de la música popular latinoamericana y mucho menos a sus interpretes. Tal parece que hay un machirulo suelto ofendido por lo que pueden lograr estas grandes kumbieras feministas.
    Hay gente siguiéndolas por los escenarios de Europa y un pseudoperiodista viene aquí a opinar y de ritmos que claramente demuestra no conocer.
    Flor Linyera, sos grande!

     
     
    • Juan García

      Elara83: creo que en este caso quien le falta el respeto a la música popular latinoamericana no es el periodista, sino una agrupación infame como Kumbia Queers. Letras, melodías, arreglos, interpretación… todo es de una pobreza extrema. Un insulto a la buena música popular latinoamericana.

       
       
  7. Fases

    Bueno, pero si tenemos aquí el europeo experto en música latina, mira tú por dónde, que sólo critica…. Madre mía, que vergüenza de artículo.

     
     
  8. cumbiero

    Alguien que le diga al caballero de turno experto en ritmos latinos que el piano es grande protagonista de la cumbia argentina, por favor… Igual sabe tanto que no se enteró…

     
     
  9. Sweet

    Leyendo este artículo me queda claro que a este señor y solo por mantener la educacion le llamo asi usted le gusta la música de ver sentado.tranquila y blablabala muy respetable .pero desde luego su desafortunada crítica para kumbia queres que imagino no sabría nada de la trayectoria y posicionamiento de la banda hasta que las vio y desde luego no era su banda ni el estilo que le gusta . no veo referencia al público que las vería ya que seguro la pasaron en grande con ellas y desde luego medir a los músicos por su dominio del instrumento es un error, por que lo bueno de ser músico es hacer lo que uno quiere y quizás esa muchacha Flor puede tocar Bach pero tiene la libertad de tocar como ella quiere a una sola mano y la otra para levantarsela a usted dejando solo el dedo corazón bien recto. Pero bueno se puede ver la referencia que hace a la música latina en pirineos sur como la de otros artistas en este festival ya sea Residente o system solar nada escribe apenas de su música o la reacción del público .si quería polémica con su artículo es lo que a obtenido .y vuelvo a poner el postre por que el correcto del móvil me lo arruinó y rectificar es de sabios.

     
     
  10. Apátrida

    Absolutamente repugnante, ignorante y clasista el comentario sobre Kumbia Queers, ¿música conservadora y de derechas la que desarrollan? Creo que el redactor se ha dejado llevar totalmente por sus prejuicios gafapastas y etnocentristas para catalogar así a esta banda, además de esa crítica gratuita y facilona a Flor Linyera.

    Se puede realizar perfectamente una crítica constructiva si no le ha gustado un grupo sin caer en el desprecio, el clasismo y las frases ridículas buscadas para conseguir un minuto de gloria.

    Patético y vergonzoso, desde luego.

     
     
  11. La teclista de Kumbia Queers puede que toque únicamente con una mano, ahora bien, si tuviésemos que plantearnos con qué escribe usted los artículos, queda bastante claro que dando pollazos clasistas, jerárquicos, homófobos y heteropatriarcales a su respectivo teclado, de una forma aleatoria, inconsciente, resentida y totalmente avergonzante.

    Tal vez nunca le hayan explicado ni haya aprendido por sí mismo que el valor de un grupo no reside en su virtuosismo de conservatorio sino en una mezcla explosiva entre su puesta en escena, su actitud, su mensaje, su forma de tocar y la respuesta del público. Por todos estos motivos, queda activamente demostrado que Kumbia Queers son un grupo de calidad y la categoría como para tocar en el escenario que les salga del coño.

    Para todas las personas que nos dedicamos profesionalmente a la crítica musical, este artículo es el ejemplo perfecto de lo que nunca debe hacerse.

    Respeto, empatía y asertividad en la escena musical siempre.

    Por un lugar donde quepamos todes y nos comuniquemos con el amor que merece este mundo,

    ¡VIVA KUMBIA QUEERS!

     
     
    • Juan García

      ¿«Queda activamente demostrado que Kumbia Queers son un grupo de calidad»? ¡Pero si esas muchachas no hacen otra cosa que acumular basura sobre basura! Basura de letras, basura de melodías, basura de interpretación… Qué pena que se gaste el dinero de los ciudadanos en basura que solo sirve para embrutecer a la gente.

       
       
  12. Diariofolk

    Hemos eliminado algún comentario que contenía graves insultos hacia el redactor del artículo.
    Por favor, podéis expresar vuestro rechazo sin llegar al insulto. Gracias

     
     
  13. Juan García

    Quizás no haya sido políticamente correcta la idea de recurrir aquí a la imagen de una discapacidad física para describir la pobreza de recursos de Flor Linyera. Tal vez no quede muy claro por qué la música cuando es mala es de derechas y cuando es buena es de izquierdas. Pero coincido en que la propuesta de Kumbia Queers es un producto deleznable amparado por un feminismo malentendido (ese del que, por cierto, suele comer una larga lista de inútiles en diferentes ámbitos). Letras sin el menor vuelo, melodías carentes de una minima originalidad, ejecuciones musicales planas, voces desafinadas, humor de trazo grueso, estribillos repetitivos hasta el hartazgo… Es una pena que con todo lo que puede ofrecer musicalmente Argentina (incluso con músicos residentes en España y Francia), los organizadores de Pirineos Sur hayan malgastado su presupuesto trayendo a una agrupación cutre y nefasta que no sintoniza para nada con la línea del festival. Esperemos que desatinos de este tipo no vuelvan a repetirse en encuentros musicales de cierto prestigio, la Diputación de Huesca no debería –con el dinero de los ciudadanos– colaborar en el embrutecimiento general con actuaciones de este tipo. Hay muchos músicos trabajando seriamente en propuestas enriquecedoras, atractivas y honestas que merecen ser tenidos en cuenta.

     
     

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>