Tributo a mí mismo – Lucio Arce

25/07/2018 - Fernando Marinelli
Vota
Comentarios: 1
Imprimir
Portada Tributo OK
Lucio Arce
Tributo a mí mismo
Producción independiente 2018
Valoración: 3/5

“Agobiado por sus inseguridades como cantor, Lucio Arce invitó a cantores que quiere y admira para que canten sus canciones”, dice la gacetilla de prensa que acompaña el lanzamiento de esta placa, reafirmando el agudo sentido del humor que caracteriza a este cantor y compositor de tangos que ya dejan traslucir la portada y el título mismo del disco: Tributo a mí mismo, Cantores amigos cantan mis canciones. Y es así, en efecto: en este, su cuarto trabajo discógráfico, el cantautor hijo de inmigrantes argentinos nacido en la ciudad de Nueva York y que suele visitar España todos los años, invitó a poner sus voces a Facundo Radice, Néstor Basurto, “Vruma” OttavianelliHernán Cucuza Castiello, Carlos Rossi, Antonella Alfonso, Pablo Cesario, Bruno Aguzzi, Jorge “El Negro” Latini, Julia Verdi y el veterano Osvaldo Peredo para interpretar sus composiciones. Pero se reservó para sí el desopilante tango Qué buena está tu vieja, que lo devuelve a esa veta paródica que tan buenos resultados le ha dado, aunque en esta nueva entrega se haya decantado mayoritariamente por temáticas algo más serias, que lo muestran en una etapa de mayor madurez compositiva. Pero sin abandonar su estilo de cantor de bares y milongas, que retrata con agudeza personajes e historias de ayer y de siempre, echando mano tanto a expresiones tradicionales del lunfardo como del habla urbana actual.

Producido, arreglado y dirigido por Néstor Basurto, Tributo a mí mismo incluye doce composiciones originales de Lucio –excepto la letra de Ver lo verde, un aire litoraleño de Pablo Jofré– entre las que descuellan Medellín (un vals cantado por Carlos Rossi, con el talentoso Leandro Marquesano al piano y los arreglos), El invisible (un tango tragicómico interpretado por Bruno Aguzzi) y Pibes con guitarra, un tema con vocación de hit. Sin olvidar, para los que echen en falta su proverbial desenfado, El exministro y Pisé caca, que canta magistralmente Hernán “Cucuza” Castiello.

Cuando Lucio tenía 15 años, su hermano Juan decidió que no iba a tomar su última clase de guitarra, porque ya tocaba mejor que la profesora y se aburría sin piedad. Su mamá Loly, argumentando que la clase ya estaba pagada y era una pena perderla, le pidió a Lucio que fuera él. Fue un acierto que hasta el día de hoy Lucio agradece a ambos. Y nosotros también.

Hay un comentario. ¿Quieres dejar el tuyo?

  1. Me encantan las composiciones de Lucio Arce. Humor… profundidad…humanidad. Un talento impresionante.

     
     

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.