Sefarad en el corazón de Turquía – Mara Aranda

28/08/2019 - Fernando Martínez
Vota
Comentarios: 1
Imprimir
Mara Aranda
Mara Aranda
Sefarad en el corazón de Turquía
Autoeditado 2018
Valoración: 4/5

Segundo disco de la serie de cinco dedicados al cancionero sefardí a lo largo de los países que baña el Mediterráneo y que Mara Aranda nos va regalando como gotas de fina y refrescante lluvia. Este está dedicado a la herencia de los judíos expulsados de España en Turquía; el primero, editado dos años antes, lo fue a los sefardíes en Marruecos.

La selección del repertorio sefardí en Turquía preparado por la cantante valenciana ha sido realizado con la dedicación, cuidado, amor y cariño al que nos tiene acostumbrados Mara en todos sus trabajos. Incluye los tres géneros tradicionales: romances, coplas y cantigas.

El disco se grabó en el otoño de 2018 y casi la totalidad de los arreglos son de Aranda y de Jota Martínez, imprescindible en este magnífico trabajo de investigación. También la producción artística y ejecutiva es de ambos.

Los músicos que acompañan a Mara Aranda son el mencionado Jota Martínez, que interpreta los instrumentos de cuerda pulsada de la tradición medieval española; Abel García, otros instrumentos de cuerda; Fernando de Piaggi; instrumentos de viento y de percusión; Robert Cases, arpa gótica; Abdelatif Louzari, violín; Azzan Kirko, kanun; Kaveh Sarvarian, ney persa, chain, tombak; Miguel Angel Orero, santur; Rosa Sanz, zapateado; Gloria Aleza, viola de gamba y Liliana Benveniste, voz.

Los judíos habían llegado a Turquía desde las persecuciones religiosas de 1391, y sobre todo en 1492 tras la expulsión ordenada por los Reyes Católicos. Posteriormente, llegaron los conversos que huían de la Inquisición, que tras pasar por Portugal, Italia y los Países Bajos llegaban a Constantinopla para retomar su religión hebrea de origen.

El muy completo libreto, repleto de precisa información, este prologado por la musicóloga Susana Weich-Shahak.

Los romances: son el género más antiguo de la tradición sefardí y tienen su origen en el romancero viejo hispánico. El Romancero, una especie de “Iliada” procede de los cantares de gesta que en su evolución se desgajaron en poemas más cortos que el pueblo memoriza y canta a la vez

Las coplas: Un género escrito para ser cantado durante las festividades hebreas. Su misión es llevar en textos judeo-españoles los valores y contenidos del judaísmo a quienes no podían leer textos en lengua hebrea. Al igual que las cantigas, están formados por canciones compuestas después de la expulsión, y no tienen relación con el pasado medieval. Todas ellas son anónimas.

Las cantigas: Cantares sin un orden fijo en las estrofas, canciones líricas de diverso contenido: temas amorosos, sentimentales y muy frecuentemente temas jocosos y divertidos.

Hay un comentario. ¿Quieres dejar el tuyo?

  1. Pingback: Bibliotheca Sefarad - Sefarad en el corazón de Turquía – Mara Aranda

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.