Eduardo Rovira: Inédito e Inconcluso – Quinteto Sónico

14/06/2020 - Fernando Marinelli
Vota
Comentarios: 1
Imprimir
PortOK.Inedito-e-inconcluso-120x111
Quinteto Sónico
Eduardo Rovira: Inédito e Inconcluso
Autoproducido 2020
Valoración: 4/5

El quinteto Sónico fue creado en Bruselas en 2015 por el contrabajista argentino Ariel Eberstein con el propósito de rescatar el repertorio de su coterráneo Eduardo Rovira, uno de los nombres fundamentales, junto al de Astor Piazzolla, en la creación del “tango nuevo”, esa corriente que surgió durante los años 60, cuando el género vio amenazada su centralidad en la escena musical de Buenos Aires por al avance del rock anglosajón, la música tropical, el bolero y el folclore.

Este colectivo –del cual ya hemos hablado ampliamente en Diariofolk con motivo del lanzamiento de su primer trabajo, Eduardo Rovira: La Otra Vanguardia– debió cancelar las actuaciones en Europa y la gira latinoamericana que tenía planeadas para este año, por razones que todos conocemos. Pero decidió, pese a ello, avanzar con el lanzamiento de su nuevo trabajo en las plataformas digitales, hasta tanto esté normalizada la producción y distribución en formato vinilo.

Esta producción, que conmemora el 40° aniversario del fallecimiento de Rovira (a cumplirse en julio de este año), consta en realidad de dos partes. Eduardo Rovira: Inédito es un LP 12″ con diez composiciones que Eduardo Rovira registró en 1975, durante su última incursión en un estudio, en paralelo a la grabación de su larga duración Que lo Paren, pero que nunca llegaron a editarse. En esa decena de obras, Rovira homenajea a la ciudad y a la gente La Plata (Buenos Aires, Argentina), donde vivió más de una década y falleció a la temprana edad de 55 años. Así aparecen Calle 6 (lugar de encuentro con sus amigos platenses); Nanín, dedicada a un vendedor ambulante de carbón; A Marambio Catán (poeta platense); Tango para el Profe (dedicada al preparador físico del equipo de fútbol de Estudiantes de La Plata); la melancólica y conmovedora La Depre, dedicada a un amigo psiquiatra; y hasta un tema dedicado a sí mismo: Tema para un hombre solo.

Eduardo Rovira: Inconcluso, la otra placa, es un EP 7″ con tres tracks que recrean la primera grabación del trío de Eduardo Rovira: un homenaje a la literatura de Buenos Aires, a través de tres representantes de distintas épocas: Evaristo Carriego (1883-1912), Roberto Arlt (1900-1942) y el poeta Luis Luchi (1921-2000). A ellos, el Quinteto Sónico sumó un cuarto tema, dedicado a José Ingenieros (1877-1925), que estaba incluido en la concepción original pero no pudo entrar en el espacio limitado del disco.

En ambos trabajos –que también pueden encontrarse reunidos en un único CD, Eduardo Rovira: Inédito e Inconcluso, con los 14 tracks descriptos– el quinteto liderado por Eberstein exhibe un desempeño de notable calidad, con un enorme respeto por la obra de Rovira que denota un profundo conocimiento de la misma. Conocimiento que, lejos de ser casual, es el fruto de un importante esfuerzo de investigación, transcripción e interpretación por recuperar obras inéditas del compositor (que no fueron escritas originalmente para quinteto) tomando como fuente manuscritos y grabaciones no comerciales.

Actualmente integrado por el violinista estadounidense Stephen Meyer, el pianista belga Ivo de Greef, el guitarrista argentino Camilo Córdoba, el bandoneonista franco-chileno Lysandre Donoso y el ya mencionado Ariel Eberstein al contrabajo, el Quinteto Sónico ya se encuentra trabajando en la pre-producción de un tercer trabajo discográfico sobre la obra de Rovira. Y seguramente le seguirán muchos más: el revolucionario artista platense compuso cerca de 200 tangos y algo menos de 100 obras de música de cámara.

El músico que desarrolló un lenguaje propio y un estilo compositivo que fusionó música dodecafónica, modismos rítmicos complejos, jazz y tango, supo volcar opiniones como éstas que transcribimos, expresadas en una entrevista realizada por Hiber Contreras en 1966 para el semanario Marcha de Montevideo, en el café Gotán, donde ambos Rovira y Piazzolla tocaban la misma noche, pero por separado, y en un tiempo –vale aclararlo–donde ambos eran ignorados por los medios de Buenos Aires: “Los cambios en la estructura musical no modifican la esencia del tango. El tango que nosotros escribimos va “de los pies a la cabeza”. Libres de las limitaciones del baile, prestamos poca atención al tipo de métrica que usamos. No importa si está escrito en tres o cuatro compases”. “Piazzolla y yo somos la vanguardia. Hay quien dice que lo que hacemos no es tango. Todo lo contrario: para nosotros, el tango es el punto de partida. La diferencia es que nosotros le agregamos el conocimiento de la técnica musical”.

Hay un comentario. ¿Quieres dejar el tuyo?

  1. ruben

    por fin fueron al rescate del extraordinario musico q fue Eduardo Rovira,chapeau para el quinteto SONICO

     
     

Responder a ruben Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.