Aunque nadie te vea nunca conmigo – Patricia Malanca

27/10/2014 - Fernando Marinelli
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
Patricia Malanca Tanguea Silvio Rodriguez tapa-media [300 x 300]
Patricia Malanca
Aunque nadie te vea nunca conmigo
Edición independiente 2014
Valoración: 4/5

Patricia Malanca es una tanguera de ley. Nació en el barrio de Avellaneda, en ese Sur mítico de Buenos Aires que tan bien describe la canción homónima de Troilo y Manzi, y recorrió todo el circuito tradicional del tango antes de pisar un estudio de grabación. En su casa escuchaba a los grandes maestros de ese género pero también, por una cuestión generacional, músicas de raíz folklórica argentinas y latinoamericanas.
PatMalanca_2
Si en su primer disco, La Malanca, se propuso darle una sonoridad clásica a los tangos nuevos y una sonoridad contemporánea a los tangos clásicos, en este, su segundo álbum, decidió subir la apuesta y arriesgar un poco más. Aunque nadie te vea nunca conmigo no es el primer cruce entre el tango y otros géneros musicales, pero sí es el primero que intenta buscar una conexión entre el folclore urbano argentino y la obra del trovador cubano Silvio Rodríguez.Para concretarlo, Malanca y uno de los productores del disco, Martín Elizalde (del grupo de tango contemporáneo Falsos Profetas) realizaron una minuciosa búsqueda entre las canciones más urbanas y nostálgicas del repertorio de Rodríguez hasta seleccionar las que pudieran seguir respirando su poética original en una atmósfera de tango.
El resultado sorprende. Y para bien. A tal punto que el propio Silvio Rodríguez escuchó el disco, hizo algunas sugerencias, y le dio el visto bueno.
Malanca, como buena intérprete, supo apropiarse de esas canciones que la acompañan desde su adolescencia hasta hacerlas sonar -en su voz rota y de personal coloratura- como verdaderos tangos, pero sin que el pasaje resulte forzado. Así descubrimos que había una milonga latente en Paloma mía y un valsecito criollo en Historia de la silla; o que, en su versión, Alguien podría integrar naturalmente el repertorio de una orquesta típica en cualquier de los locales donde se baila tango en Buenos Aires, las célebres “milongas”.
Cabe destacar que en Canto arena (una versión más ligada al folclore argentino, pero que incluye un pasaje de Lo que vendrá, del inevitable Astor Piazzolla) y en Rosana, los arreglos pertenecen a Acho Estol, del colectivo La Chicana. Aunque nadie te vea nunca conmigo -que lleva como instructivo subtítulo Patricia Malanca tanguea Silvio Rodríguez- supera la simple curiosidad de las mixturas y logra tender un puente entre dos mundos aparentemente diferentes y lejanos merced a un abordaje serio y respetuoso. Es de esperar que el próximo trabajo de esta intérprete rehúya una vez más los standards del tango y se atreva a bucear en los nuevos autores y compositores locales del género. Que los hay, y muy buenos.
El problema
Te doy una canción
Alguien
Rosana
Debo
Requiem
Paloma mía
Mi lecho está tendido
Historia de la silla
Quién fuera
Canto arena (Lo que vendrá)
Fotos: Horacio Annecca
 
 
 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.