L’any de la picor – La Puça

11/05/2018 - Ferran Riera
Vota
Comentarios: 0
Imprimir
la-puca-lany-de-la-picor-cd-
La Puça
L’any de la picor
U98 Music 2017
Valoración: 0/5

De entrada, el último disco de esta formación presenta algunas novedades de tipo formal: primero, se han quedado con el nombre de La Puça (La Pulga), a secas, y se han quitado el apellido de Diatònica que lucían anteriormente; y segundo, sus componentes han cambiado las faldas escocesas por unos polos al estilo de los que llevan los equipos de rugby. Pero al margen de estos cambios, el grupo continúa sonando más o menos igual: ellos dicen que hacen un folk “emporlandès”, es decir, una especie de fusión musical entre la comarca gerundense del Empordà i la isla de Irlanda, que, concretando todavía más, y de nuevo según sus propias palabras, se manifiesta como un folk festivo.

Pero la nueva Puça no suena con la fuerza y la garra de unos Ebri Knight y otras bandas alegres combativas de su onda, ni de lejos. No, la nueva Puça tiene un regusto kumbaià que sobre todo se hace patente en sus letras, que parecen escritas por un boy scout adolescente que de vez en cuando se deja ir, como en el caso de una canción que hace un llamamiento a la borrachera, Brindis, que parece inspirada en el repertorio de The Pogues, y que contrasta de todas todas con los buenos sentimientos que se desprenden de otro tema de título suficientemente explícito, Mare (Madre).

El grupo ha ampliado, eso sí, la paleta rítmica de su repertorio, incluyendo rock, country, rumba y animación infantil. También ha incorporado versiones, como la de Cami ral (originalmente Country road), aunque no menciona a su autor, el canadiense John Denver, y el tema de los vascos Itoiz Lau Teilatu. El sexteto, que incluye en sus filas a un par de miembros de Els Groullers, ha contado en esta grabación con varios colaboradores, como la cantante Lídia Domingo, el violinista Column Petit (de Los Stompers), el acordeonista Carles Belda y el sonador de tarota (instrumento de viento tradicional catalán) Ivó Jordà.

(Esta reseña apareció originalmente en lengua catalana en el número 38 de la revista Caramella.)

D’entrada, l’últim disc d’aquesta formació presenta algunes novetats de caire formal: primer, s’han quedat amb el nom de “La Puça” a seques i s’han tret el cognom de “Diatònica”; i segon, han canviat les faldilles escocesses per uns polos a l’estil dels equips de rugby. Però, al marge d’aquests canvis, el grup continua sonant més o menys igual: ells diuen que fan “folk emporlandès”, es dir, una mena de fusió musical entre l’Empordà i Irlanda, que, concretant encara més, i de nou segons les seves pròpies paraules, esdevé “folk fester”.

Però la nova Puça no sona amb la força i la trempera d’uns Ebri Night i altres colles alegres i combatives de la seva ona, ni molt menys. No, la nova Puça té un regust kumbaià que sobretot es fa palès en les seves lletres, que semblen escrites per un adolescent d’un agrupament escolta que de tant es tant es desmadra, com en el cas d’una cançó que crida a la borratxera, “Brindis”, que sembla manllevada del repertori de The Pogues, i que contrasta de totes totes amb els bons sentiments que desprèn un altre tema, “Mare”.

La banda ha ampliat el ventall rítmic del seu repertori, incloent rock, country, rumba i animació infantil. També ha incorporat versions, com la de “Camí ral” (originalment “Country road”), tot i que no assenyala el seu autor, el canadenc John Denver, i la peça popular basca “Lau teilatu”. El sextet, que inclou un parell de membres dels Groullers, ha compat en aquest enregistrament amb diversos col·laboradors, com la cantant Lídia Domingo, el violinista Column Petit -de Los Stompers-, l’acordionista Carles Belda i el tarotista Ivó Jordà.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>