• MalditoTangoOK

    Maldito Tango – Flores negras

    19/12/2020

    En este segundo trabajo discográfico (y primero de su segunda etapa), el cuarteto vocal femenino Flores Negras vuelve a incursionar en lo que mejor sabe hacer y que tan buenos resultados ya le hemos escuchado en directo. Lo suyo es un repertorio de ritmos populares urbanos de diversas épocas, equilibradamente seleccionado, interpretado por voces de diferentes matices, perfectamente amalgamadas, que van alternando su liderazgo para mantener siempre la atención del oyente sobre unos arreglos donde campean la originalidad, el buen gusto y el refinamiento.

    Así, en la nueva placa se escuchan tangos, valses, milongas; clásicos como La cumparsita Olvido; compositores y autores tan diversos como ManziFerrer o Luis César Amadori. Destacan una versión de Libertango (del inevitable Astor Piazzolla); un experimento muy bien logrado que entrelaza dos canciones inolvidables de Enrique Pedro Delfino: Griseta y Milonguita, la primera con letra de José González Castillo y la otra con letra del uruguayo Samuel Linning. Lejos de desentonar, el cierre con el Vals ecológico del humorista Hugo Varela aporta un toque fresco y desenfadado, en un terreno donde el cuarteto debería animarse a incursionar con más frecuencia.

    Las Flores Negras de hoy –que se reagruparon en el 2007 luego de actuar en el período que va de 1995 al 2000 con otra formación– son Cecilia Bonardi, Laura Esses, Alejandra Cañoni y Laura Hatton, mientras que los arreglos del disco estuvieron a cargo de Oscar Laiguera y Diego Vila.


     

  • PortadaCoppaOK

    Retratos de Tierra y Mar – Andrés Coppa Trío

    Sin duda la solvencia y la ductilidad que saltan al oído apenas se escucha este trabajo del argentino Andrés Coppa provienen de su dilatado trabajo como pianista en dos importantes compañías internacionales de cruceros y de su desempeño como pianista en solitario en un lujoso hotel de su provincia natal, Córdoba. Formación académica no le falta, claro: Andrés es egresado y docente de la Escuela de Música La Colmena. Pero no debe haber otro entrenamiento tan efectivo para un músico como tocar todas las noches para públicos distintos.

    Retratos de Tierra y Mar es el primer trabajo discográfico en formato trío de este pianista, compositor y productor cordobés nacido en 1982 que ha participado en numerosas formaciones de música académica, jazz y música latina; que ha compartido escenario con artistas como Luis Salinas, Oscar Giunta, Alejandro Lerner, Totó la Momposina y Jorge Cumbo, entre otros; y que ha estado presente en casi todas las ediciones del Córdoba Jazz Festival desde el 2009 al 2019, ya sea con su agrupación o acompañando a músicos tales como Ben Van Den Dungen, Daniel Maza o Minino Garay.

    Se trata de un álbum instrumental, integrado por diez composiciones originales de Andrés, que abarcan ritmos como candombe, milonga, chorinho, bolero y hasta funk y jazz waltz, pero siempre con la impronta de la improvisación característica del jazz.

    La placa es también un recorrido por vivencias, lugares, escenarios, personas y hasta mascotas que tuvieron relación con el artista, evocadas desde el lenguaje de la música. Vale como ejemplo de esto último el delicioso track 7, El Thelu, dedicado a un gato que tenía Andrés que se llamaba Thelonious y, consecuente con su nombre, amaba caminar por las teclas.

    El trío que acompaña al pianista en Retratos de Tierra y Mar lo completan el bajista Joaquín Cárdenas y el baterista Palín Sosa. Hay además una larga lista de invitados donde aparecen Obi Homer, Lucas Millicay, Germán Campa, Milton Mellao, David “Pollo” Farías, Fernando Bobarini, Hugo Ordanini, Ramiro Ambrosi, Daniel Serbini, Germán Suárez Stoelzel, Jeremías Guiñazú, Alejandro Bodello, Santiago Di Cristófano, Rodrigo Saldaña y Amado “Bebe” Caniza.

    La pandemia de la COVID19 postergó la presentación de este trabajo, que recién pudo hacerse en directo hace poco, durante un ciclo en el Patio de Córdoba Cultura, pero el disco ya está disponible en todas las plataformas digitales y en CD, formato en el que puede ser adquirido mediante la página oficial del artista.

    https://youtu.be/kPII81zKzFU

  • Nocturns de vetlla i revetlla - Joan Garriga i El Mariatxi Galàctic

    Nocturns de vetlla i revetlla – Joan Garriga i El Mariatxi Galàctic

    16/12/2020

    El acordeonista Joan Garriga ha decidido congelar La Troba Kung-Fu y desde 2016 tiene en activo otro grupo, El Mariatxi Galàctic, formado junto a tres instrumentistas que ya habían tocado con él en la anterior formación: Marià Roch (bajo), Francisco Clota “Rambo” (batería) y Madjid Fahem (guitarra).

    El cuarteto se ha estrenado discográficamente con un EP de tan solo cuatro canciones inéditas que sirve como tarjeta de presentación de un repertorio que incluye versiones de la mencionada Troba i también del primer grupo de Garriga, Dusminguet. Pero con este puñado de composiciones hay suficiente chicha para darse cuenta que el músico del Vallès Oriental continua siendo fiel a su estilo, muy popular, campechano y festivo, y a la vez radicalmente moderno y urbano, ya que no deja de ser una nueva puesta al día de este género inventado por él mismo, que con mucho acierto ha denominado rúmbia, y que consiste en una mezcla de rumba catalana y cumbia colombiana acentuada con algunos matices de reggae jamaicano.

    Ahora, con El Mariatxi Galàctic, como principal novedad estilística también han aparecido en este peculiar universo musical los aires de las rancheras de los grupos del norte de Méjico, que complementan con alegría y dignidad unas letras y unos ritmos que beben en las fuentes del innovador material artístico creado por el añorado Gato Pérez. Pueden servir como ejemplo de la recuperación y reivindicación de este legado las más que notables composiciones que abren y cierran el disco Nocturns de vetlla i revetlla: el medio tiempo Ai, on va l’à… y el más lenta y cadenciosa Nocturn.

    (Esta reseña apareció publicada originalmente en lengua catalana en el número 43 de la revista de música y cultura popular Caramella).

    L’acordionista Joan Garriga ha decidit congelar La Troba Kung-Fú i des del 2016 té en actiu un altre grup, El Mariatxi Galàctic, format amb tres músics que ja havien tocat amb ell a l’anterior formació: Marià Roch (baix), Francisco Clota “Rambo” (bateria) i Madjid Fahem (guitarra).

    Tots quatre s’han estrenat discogràficament amb un ep de tan sols quatre cançons inèdites que serveix com a tarja de presentació d’un repertori que també inclou versions de temes de l’esmentada Troba i també del primer grup de Garriga, Dusminguet. Però amb aquestes quatre composicions hi ha prou per adonar-se que el músic vallesà continua fidel al seu estil, molt  popular i festiu i alhora radicalment modern i urbà, ja que no deixa ser una nova posada al dia d’aquest gènere “inventat” per ell mateix que ha  denominat “rúmbia”, que consisteix en una barreja de rumba catalana i cúmbia colombiana accentuada amb matisos de reggae jamaicà.

    Ara, amb El Mariatxi Galàctic, com a principal novetat potser també han aparegut en aquest peculiar univers musical els aires de les ranxeres del grups del nord de Mèxic, que complementen amb alegria i dignitat unes lletres i uns ritmes que beuen en les fonts de l’innovador material creat per l’enyorat Gato Pérez. Poden servir com a exemple de la recuperació d’aquest llegat les més que notables composicions que obren i tanquen el CD: el mig temps “Ai, on va l’à…” i el més lent i cadenciós “Nocturn”.

  • vinicius argentina

    Bossa nova, tango y chamamé en Tráfico de Tarareos

    En 1968 llegó a Buenos Aires un importante elenco de músicos pertenecientes a la Música Popular Brasileña. El grupo estaba integrado por Vinicius de Moraes, Doryval Caymmi, Baden Powell, Quarteto em C y como director musical Oscar Castro Neves.

    El acontecimiento principal de la visita fue la presentación en concierto del grupo en el Teatro Opera el 13 de Agosto. En concierto celebra los cincuenta años de aquel momento histórico, en el que se dio a conocer a figuras tan trascendentales como Toquinho, María Creuza o una jovencísima María Bethania. En este doble disco se incluyen algunas de las memorables canciones que han hecho universal la música brasileña: “Berimbau”, “A felicidade” y sobre todo “Garota de Ipanema”

    El chamamé es la música popular que comparten el Nordeste de Argentina, el Sur de Brasil, Paraguay e incluso Uruguay. De origen guaraní, mezcla las influencias de la música africana y sobre todo la herencia de la música centroeuropea. El acordeonista Chango Spasiuk, natural de Misiones y de origen ucraniano, es su máximo exponente. The charm of chamamé es una recopilación editada en 2003 en Alemania.

    En 1969, el Quinteto de Astor Piazzolla grabó otro disco mítico, Adios nonino, que contenía la pieza escrita diez años antes por el bandoneonista dedicada a su padre.

  • tomeu penya

    R.D.I. Comunitat des Pla – Tomeu Penya

    11/12/2020

    El incombustible Tomeu Penya ha vuelto a la carga, y con más ánimos que nunca. El veterano cantautor mallorquín ha renovado su espíritu musical abierto a todos los estilos que se le pongan por delante, sin olvidar un carácter reivindicativo a la vez que muy irónico. Y su último disco es una buena muestra. Tal vez la mejor.

    El country, que es el género sobre el que Tomeu ha labrado buena parte de su carrera, se mezcla en esta ocasión con el pop rock, el soul, la balada, los aires tradicionales, la pachanga y, como gran novedad, el rap, constituyendo un edificio musical poliédrico en el que cabe casi de todo, desde los temas de contenido sentimental y sexual -como es el caso de la muy aleccionadora Fer l’amor amb sa teva “ex”-, a los más explícitamente políticos, con descripciones sarcásticas sobre la situación actual de la isla balear, como en la canción que da título al CD -por cierto, “R.D.I.” quiere decir “República Democràtica Independent”- y en Mallorca s’enfonsa, pasando por la evocaciones de la vida cotidiana y con algo de alcohol -Tenies set, Pepet- y acabando con una triste alegoría de recuerdo a un niño desaparecido en las inundaciones que destrozaron su pueblo, Vilafranca de Bonany, en 2018 -Recordant-te-.

    Para rematar la jugada, el disco finaliza con una inesperada colaboración con el grupo Isla San Juan en la canción Illes, que tiene un cierto sabor de techno-flamenco, y con la que Tomeu se descubre como inusitado cantaor, aunque en el fondo se trate de recuperar un acervo que no es del todo ajeno a la tradición de los históricos cantes de trabajo del campo mallorquín.

     

  • dos-bombo1 (Copiar)

    Concierto del dúo madrileño “Dos” y el grupo burgalés “El nido”

    Pulso impar es el nombre del álbum que presentará Dos, dúo formado por Esther Sánchez y Pedro Bartolomé, grabado durante el primer trimestre de 2020.

    Continuando con el estilo de su primer trabajo (Perpetuum Mobile, editado en 2017), en Pulso Impar prevalecen los temas bailables de composición propia pero también podemos escuchar una reinterpretación de un baile charro tradicional de Zamora y una jota compuesta por José Bartolomé y J. Luis Hernández. Los instrumentos principales que aparecen en escena son la guitarra y el violín de cinco cuerdas, pero en Dos también hay espacio para la voz, el charango y diferentes percusiones (desde las cucharas hasta el bombo legüero) con las que acompañan algunos cantares.

    A su lado, El nido, cuarteto integrado por Rodrigo Cachorro (guitarra, percusión y voz), Álvaro Herreros (violín, flautas irlandesas, pandereta y voz), Eneko Lekunberri (percusión y batería) y Nacho Prada (mandolina, bouzouki irlandés, percusión y voz).

    Su música se inspira en las músicas de raíz y tradicionales. Desde ellas, y con un enfoque moderno y genuino, se centran en la composición de sus propias canciones. Vienen a Madrid a presentar Huella y camino, su álbum debut, que está producido y editado por ellos mismos.

    Huella y camino consta de ocho canciones, todas originales, que destacan por una sonoridad directa y muy genuina. Su instrumentación, totalmente acústica, incluye instrumentos que se encuentran en contextos puramente tradicionales. El Castañero, tercera canción del disco, es quizá la mejor prueba de esta sonoridad. A lo largo del disco escuchamos un mensaje claro: la vuelta a la sencillez como punto de partida, y el recuerdo de la tierra de origen, vista y sentida desde la lejanía.

    El concierto será este domingo 13, en Espacio Ronda (Ronda de Segovia, 50), a las 18.30h. Las entradas pueden reservarse vía mail a info@espacioronda.com.

  • ruibal (Copiar)

    Soledades compartidas en Tráfico de Tarareos

    08/12/2020

    Cada vez son más las obras que salen a la luz inspiradas durante el período del confinamiento. Una de las últimas es el disco de Javier Ruibal, titulado sencillamente Ruibal, una hermosa colección de canciones escritas durante el largo período de aislamiento en su casa de Madrid. Canciones en las que el gaditano incorpora temáticas diferentes a las que conocemos: la tristeza, la soledad… y también el amor y la dosis siempre de deseo carnal que las acompañan, el flamenco, la reivindicación de la negritud, y por fin, el sol del Sur, presente y luminoso. A cada una de las trece canciones acompañan trece relatos y trece acuarelas, cuya autora es Sonia Alonso.

    Los músicos que le acompañan son pocos pero muy fieles: su inseparable Javi Ruibal, que toca la batería y percusiones, además de producir y arreglar las canciones y su adorada Lucía Ruibal, que taconea. Faiçal Kourrich toca el violín, Riki Rivera, guitarra, que con David Palomar, palmea y jalea.

    Uno de los discos más bellos de Van Morrison y más incomprendidos por la prensa musical del momento es Common one. Un disco nada comercial que no casaba con los gustos de sus seguidores, y que tiene ciertas dosis de misticismo. Y con unos músicos rodeándole de la categoría de Mark Isham, trompeta y el grandísimo Pee Wee Ellis, saxo y flauta, además de director musical  y arreglista. Fue grabado entre el 11 y el 19 de Febrero de 1980 en Niza.

  • Nuestras voces Portada

    Nuestras Voces 1, 2, 3 y 4 – Varios artistas

    En este 2020 que se va extinguiendo con pena pero sin gloria, los artistas en general y los músicos en particular han tenido que reinventarse quizás como nunca antes. Para sostener su medio de vida o, cuanto menos, para seguir presentes en la memoria de sus seguidores. Afortunadamente, no siempre han estado solos en esa tarea. En ese sentido merece celebrarse la iniciativa de Registros de Cultura, al motorizar un proyecto que quedó plasmado en cuatro discos que ya pueden escucharse en todas las plataformas digitales.

    Registros de Cultura es un espacio dedicado a la gestión y difusión de la cultura popular argentina y latinoamericana que incluye, entre otras cosas, una editorial de música, una radio online, una tienda de discos online y enlaces de interés vinculados a expresiones culturales.

    Las placas mencionadas son tres discos registrados desde todas las regiones geográficas de la Argentina en plena cuarentena, grabados a capela por diversos representantes de la música popular. En ellas pueden encontrarse nombres ampliamente conocidos como los de Nadia Larcher, Julio Lacarra, Antonio Tarragó Ros, Mery Murúa, Claudio Sosa, Chiqui Ledesma, Laura Albarracín, Juan Iñaki, José Ceña, Mónica Abraham, Teresa Parodi, Adrián Goizueta, Liliana Herrero y Luciana Jury, entre muchos más, haciendo versiones despojadas de clásicos como El cigarrito, Todos los días un poco, Drume negrita, Canto versos o El derecho de vivir en paz. Es decir, un verdadero mosaico musical de este lado del mundo.

    A ellos se agrega un cuarto registro, con voces de la llamada Patria Grande. Son once artistas, en este caso, entre los que podemos reconocer a la venezolana Cecilia Todd, al chileno Roberto Márquez, a la ecuatoriana Mariela Condo, al nicaragüense Luis Enrique Mejía Godoy o a la mexicana María Inés Ochoa, sólo por mencionar a unos pocos.

    Nuestras Voces contó con la edición y masterización de Fernando Chalup, la producción artística de Javier Chalup y Nelly Santamarta Bentancourt (a cargo también de la producción ejecutiva), todo sobre una idea de Daniel Heffes.

    Mientras la pandemia insiste en privarnos del abrazo, la música de las voces de estos artistas –desnudas, con toda su fuerza y su misterio– nos acercan y nos devuelven las caricias que reclama el alma. Bienvenidas estas voces.

  • marala-a-trenc-dalba-portada

    A trenc d’alba – Marala

    La catalana Selma Bruna, la mallorquina Clara Fiol y la valenciana Sandra Monfort son las tres componentes de Marala, un joven trío que ha hecho de su carácter femenino y feminista un factor diferencial a la hora de definir su música, una música que, según dicen, está hecha desde la tierra, desde la lengua y desde el presente.

    A trenc d’alba (Al amanecer), su primer disco, “es un canto a la fuerza y la luz de todas las mujeres”, como explican ellas mismas. Pero al mismo tiempo es un trabajo hecho con toda la delicadeza, que juega sobre todo con la riqueza de sus juegos de voces que se entrecruzan y se trenzan, y con unos arreglos en principio simples, pero muy llamativos. Además, la instrumentación utilizada en este CD es bastante sencilla, sin demasiadas florituras, de acuerdo con los propósitos mencionados. A las guitarras que tocan Selma y Sandra se han unido, y no en todas las canciones, las percusiones de un Aleix Tobias que está en todas partes, los vientos de Xavi Lozano -otro que tal- y las guitarras de Xarim Aresté, entre otros colaboradores.

    La decena de composiciones que se escuchan en la media hora escasa que dura esta obra de debut son suficientes para dar la impresión que nos encontramos ante un proyecto maduro a pesar de su precocidad. La cuidadosa selección del repertorio así lo demuestra, ya que incorpora tanto temas propios -destaca la Cançó de nit, original de Selma-, como la adaptación de poemas ajenos -de Maria Mercè Marçal, Gabriel Janer Manila, Feliu Ventura, Isabel García Canet y Miquel Marti i Pol-, así como algunas versiones tomadas de la tradición de los Países Catalanes, sin olvidar una maravillosa Panaderina interpretada en castellano.

    (Esta reseña apareció publicada originalmente en lengua catalana en el número 43 de la revista de música y cultura popular Caramella)

    La catalana Selma Bruna, la mallorquina Clara Fiol i la valenciana Sandra Monfort són les tres components de Marala, un jove trio que fa del seu caràcter femení i feminista un tret essencial a l’hora de definir la seva música, que, segon diuen, està feta des de la terra, des de la llengua i des del present.

    “A trenc d’alba”, el seu primer disc, “és un cant a la força i la llum de totes les dones”, com expliquen elles mateixes. Però al mateix temps és un treball fet amb tota la delicadesa, que juga sobretot amb la riquesa dels seus jocs de veus que s’entrecreuen i es trenen i amb un arranjaments senzills però colpidors. A més, la instrumentació utilitzada en aquet CD és força senzilla, sense gaires floritures, d’acord amb els propòsits esmentats. A les guitarres que toquen la Selma i la Sandra s’han unit, i no en totes les cançons, les percussions d’Aleix Tobías, els vents de Xavi Lozano y les guitarres de Xarim Aresté, entre altres col·laboradors.

    La desena de cançons que amb prou feines s’escolten en mitja hora són suficients per fer la impressió que ens trobem davant un projecte prou madur malgrat la seva precocitat. L’acurada selecció així ho demostra, ja que incorpora tant temes propis -destacant-ne la “Cançó de nit”, original de la Selma- com adaptacions de poemes aliens -de Maria Mercè Marçal, Gabriel Janer Manila, Feliu Ventura, Isabel García Canet i Miquel Martí i Pol- com algunes versions preses de la tradició dels Països Catalans, incloent una meravellosa “Panaderina” interpretada en castellà.

  • pastorest

    Pastorets i pastoretes – Urbàlia Rurana

    02/12/2020

    El grupo tradicional valenciano Urbàlia Rurana, fundado por el cantante y guitarrista Toni Torregrossa en el lejano 1990, no podía olvidar en su ya amplísimo repertorio un trabajo dedicado a uno de los cancioneros populares más ricos y más arraigados de su tierra, el del ciclo navideño. Y así lo ha hecho, con este libro-disco, Pastorets i pastoretes, ilustrado con mucho acierto por el dibujante Fran Parreño.

    Esta producción, que reúne catorce villancicos recogidos por todo el País Valenciano, no está dirigida exclusivamente al público infantil, sino que la audiencia a la que se destina es mucho más amplia, ya que los arreglos de las composiciones son absolutamente contemporáneos, sin abandonar la acostumbrada instrumentación acústica, y su contenido incluye desde los obligados temas clásicos hasta algunas letras del todo vigentes, como la de Jaume Gosálbez Vallés en Asguilando d’Atzeneta d’Albaida, que habla de una bici, de una consola i del wifi. Por cierto, el asguilando -término equiparable a aguinaldo- es uno de los géneros musicales más típicos de la temática navideña valenciana

    Como bien señala Rosabel Gumbau en el prólogo de la obra reseñada, es ahora, en esta época, “cuando el pueblo se siente músico”, porque “cuando escuchamos o cantamos nuestros villancicos más tradicionales parece que una voz muy antigua, que ultrapasa la memoria de lo que hemos vivido, se adentra en nuestros oídos y nos toca unas fibras que nos llevan a evocar las oscuras noches de invierno”.

    Así suena, pues, el nuevo CD de Urbàlia Rurana; plenamente actual, pero cargado de evocaciones.